lunes, 28 de enero de 2013

Gran imagen para afianzarse en la tercera plaza

CD Villanueva del Arzobispo 3 – 1 CD Beas de Segura 

Suma y sigue el CD Villanueva en su afán por mantenerse en el tercer puesto. Ayer en un duelo a cara de perro frente al Beas, sumó tres puntos vitales que le asientan como alternativa y alejan a los de Galiano de ese objetivo. Gran partido de los de Espino que hicieron la mejor primera parte de la temporada, enmarañada por un error en la última jugada que supuso el empate. En la segunda, el juego empeoró pero llegaron los dos goles de Pirri, para darnos la victoria. El final, muy triste por la trifulca generada tras la agresión en el vestuario de Chili a Cachorrosca.

Las bajas propiciaron un once sin un referente claro arriba. La ausencia de Seba López hizo que José Manuel volviera al central izquierdo. Valle ocupó la posición de Elías y Campos asentó más el mediocampo para dejar libertad a los delanteros. Petete, Tudela, Pollo, Rubio, Tigre, Pirri, Cacho y Muebles repitieron de la alineación de Santisteban.



 El encuentro comenzó con el Villanueva enchufado, presionado muy arriba y queriendo jugar la pelota. El Beas dejaba tocar en la retaguardia a los locales. Muy pronto llegó el primero, cuando apenas había habido ocasiones para nadie. Falta lejana a favor del Villanueva. Muebles la bota al corazón del área, el balón se envenena, Tigre salta pero no remata y Juan Ángel, despistado por ese movimiento, no es capaz de detener el balón. El gol supuso un impulso para los de Espino. Poco a poco se fueron arriba con un eléctrico Valle que sacaba de quicio a Marcos. Precisamente Valle puso en la cabeza de Pirri una pelota que pudo ser el segundo. El remate del torafejo salió llorando tras golpear el larguero. Luego de nuevo Valle pudo marcar tras una gran acción personal que se marchó al lateral de la red. Seguía atacando el CD, mientras los de Galiano no encontraban la manera de descoser el entramado defensivo local. Sólo José Alberto generaba algún peligro buscando a un Javi Adán, perdido durante muchas fases del partido.

Ya en el último tercio de la primera mitad, más oportunidades de ampliar la cuenta. Primero con un disparo espectacular de Cachorrosca, que tuvo una mejor respuesta de Juan Ángel en forma de estirada. Al rechace estuvo muy de cerca de llegar Pirri. Su momento llegaría más tarde. Después con una acción personal de Muebles tras saque de banda. El centrocampista villanovense caracoleó algo escorado y se sacó un obús, que de nuevo atajó el cancerbero beatense.  Era ya el minuto 45 y parecía que los de Espino se irían al descanso con una ventaja mínima para los méritos realizados. El jarro de agua fría llegó con el empate visitante en su único acercamiento. Ya en el añadido, falta colgada al área, la defensa es incapaz de despejar, José Francisco, José Alberto y Sola triangulan, y éste último en un disparo mordido, marca el 1 a 1.

El tanto hizo daño en la moral local que en la segunda mitad salió más comedido. La lucha en la medular se hizo más cruenta y ninguno de los dos equipos consiguió crear peligro en el primer cuarto de hora tras la reanudación.  Muebles con dos faltas al limbo y Valle percutiendo pero con menos mordiente que en el primer acto eran los más activos. La zaga local resistía las embestidas de José Alberto y Petete se mantenía atento pero casi sin tener que intervenir. Galiano quemó sus naves con la entrada de Redu y Paco. De poco le sirvió su apuesta ofensiva. Avisó Muebles con un disparo a bocajarro que salió rozando el palo. Entró Avilés para reforzar el extremo derecho con quince minutos por delante. Y a falta de siete minutos por fin dimos en el blanco. Jugada de Avilés que pudo ser mano, Cachorrosca tira pero rechaza y Pirri, sin pensárselo la empala a la misma escuadra. Euforia desmedida en el San Blas de una afición que respondió con creces a la importancia de la cita. Tras el tanto, llegó la primera tangana de la tarde. En una recuperación de Cachorrosca, Javi Adán, enfuruñado con su gris partido, la pagó agrediendo en la cabeza al extremo de Quesada. El árbitro lo vio y expulsó inmediatamente al pichichi de la primera provincial. En ese momento también Muebles recayó de sus molestias y Nando le sustituyó para poner más pegamento en mediocampo. 

El partido estuvo parado bastante rato pero a la vuelta, otra buena jugada de Avilés que termina con Pirri remachando a gol y sentenciando un encuentro complicado. El torafejo acumula cuatro encuentros y todos ellos victorias. Estallido de felicidad de un San Blas, que disfrutaba de la primera gran tarde de fútbol de 2013. Ya sólo hubo tiempo para la entrada de Alberto del Río, tras lo que el trencilla señaló el final de la contienda. Pero no iba a terminar la cosa con su pitido. En el camino al vestuario, las rencillas se avivaron y Chili, central visitante, agredió fuertemente a Cachorrosca con un puñetazo en las costillas. La pelea no llegó a peores términos por la intervención de varios jugadores de uno y otro equipo que calmaron al resto, pero se precisó de presencia policial. El árbitro recogió la escena en el acta. Triste final para una jornada que reaviva el ánimo local de cara a otro partido vital la semana que viene en Ibros.

Alineación: Petete, Tudela, Pollo, José Manuel, Rubio, Tigre, Campos, Muebles (Nando 88’), Pirri (Alberto del Río 90’), Valle (Avilés 75’) y Cachorrosca. No jugaron: Juanmi y Sergi
Goles: Muebles (9’) y Pirri (2, 83’ y 90’)