martes, 22 de noviembre de 2016

Remar para morir en la orilla

CD Villanueva del Arzobispo 3 - 5 Urgavona CF

Los de Arce remontaron un 0-3 adverso con un hat trick de Pirri pero acabaron cediendo

El CD Villanueva perdió ante el Urgavona en la 12ª jornada liguera disputada en el Municipal de San Blas. Lo hizo de una forma cruel, saboreando la dureza del fútbol en un tobogán con tirabuzones que le llevó a palpar distintas sensaciones, desde la agonía al júbilo para regresar en apenas unos minutos a la más absoluta impotencia. 


El duelo arrancó frío, como el ambiente. En el minuto 2, en la primera llegada, el Urgavona anotó el primero. Alberto remachó de cabeza un centro desde la izquierda. En esos primeros compases, sobresalió la figura de Rubén Cabrero. El veterano mediocampista del conjunto arjonero se hizo amo y señor del círculo central. A través de sus botas canalizó todo el caudal ofensivo de los suyos con pases medidos a las espaldas de los laterales villanovenses. Además fue protagonista del segundo tanto al cuarto de hora. Recogió un despeje en la frontal del área y con una volea perfecta batió a Pacheco.  

Tras el segundo varapalo, el CD Villanueva reaccionó. Empezó a buscar la verticalidad de Moñes y llegó con peligro al área rival con un par de ocasiones de Pirri y el propio Moñes. Sin embargo, el acierto solo acompañó al Urgavona en buena parte del primer acto. Antes de la media hora, prácticamente en la tercera llegada, el cuadro de Frías aprovechó un robo para montar un contragolpe y dejar a Bonachela ante Pacheco para colocar el 0 - 3. Sin apenas darse cuenta, el encuentro parecía finiquitado. Ante esa situación, Arce buscó soluciones. Introdujo a Pollo por Jesús y movió sus fichas. Apretó algo más en busca al menos de un tanto que abriera un resquicio a la esperanza. Lo pudo conseguir Alameda pero su disparo lo repelió la cruceta. Sería justo en el 45 cuando Rafilla, capitán del Urgavona, frenó en penalti una internada de Moñes. Pirri lanzó la pena máxima y estableció el 1 - 3 momentáneo. 




En el segundo tiempo, el plantel villanovense salió a arriesgar. Dejó defensa de tres y miró con ahínco hacia la meta arjonera. Sin embargo, el Urgavona, agazapado, también supo leer el choque y casi sentenció con dos oportunidades que solventaron entre Pacheco y la zaga. Como refresco, salieron Tomy y Siles. Poco a poco el empuje se transformó en ocasiones que no pudieron convertir Tigre ni Manu Rivas. Hasta que en el 74, Pirri ejecutó una falta al borde del área y volvió a batir a Antonio. En ese estado de ebullición, apenas dos minutos después, de nuevo Pirri cazó un gran pase bombeado para cruzar la pelota ante la salida del guardameta. Hat trick del pichichi de la categoría y remontada para igualar la contienda. 

En ese momento, con la afición enfervorecida y las emociones a flor de piel, el Urgavona volvió a conectarse al partido. Se puso el mono de trabajo y se rehizo para demostrar cartel de favorito al ascenso a División de Honor que posee. Apenas un minuto después pudo marcar pero el colegiado anuló el tanto arjonero por fuera de juego. En la siguiente jugada lograron una peligrosa falta lateral. En el centro al área, Grego se adelantó a todos y marcó el 3 - 4. De literal jarro de agua fría humanizado por la lluvía ya no se recuperaron los villanovenses. De hecho, en otro arreón, el Urgavona dos minutos más tarde puso el lazo a los tres puntos por medio de Raúl. De ahí al final, intentos a la desesperada sin éxito, sabedores que después de remar y avistar tierra firme, el equipo había muerto en la orilla. 




La derrota deja al CD Villanueva en una posición delicada. Sigue antepenúltimo a tres puntos de la salvación. La semana próxima, visita complicada al Municipal de Begíjar para verse las caras con el vigente campeón de la Copa Presidente de la Diputación.

Alineación: Pacheco, Jesús (Pollo, 35'), Vidal (Tomy, 75'), Alameda, Tigre, Rubén, Mario (Chico,85', Valle (Siles, 60'), Moñes (Tudela, 85') y Pirri. 
Goles: Pirri, 3 (44', 74' y 76')
Fotos: Juan Antonio Martínez.