viernes, 30 de diciembre de 2011

El Villanueva cadete de fútbol sala campeón del torneo ADLAS

Villanueva del Arzobispo Futsal 5 – 3 Torreblascopedro
Después de una liguilla bastante irregular, nuestros cadetes consiguieron el acceso a la final como segundos. Y con la ventaja de ser la sede del gran partido. Estaba todo preparado y engalanado. Se sentían los nervios en los futbolistas. Justo antes, los infantiles de Villacarrillo e Ibros luchaban  de poder a poder en su respectiva lucha por el título. Hubo sorpresa pues los villacarrillenses perdieron su único encuentro del torneo en el peor momento posible (2-1). Los villanovenses se veían reflejados en los de Ibros, que a pesar de no llegar como favoritos habían dado un golpe en la mesa. Pero no querían confiarse por aquello de jugar como locales. La afición estaba ansiosa por ver a los suyos. 

Salieron más metidos los visitantes dando el primer susto en el minuto inicial. Pero fue un enorme espejismo. Conforme los de Carri y Arce se fueron asentando se convirtieron en un ciclón imparable. Mela, el más activo de todos se erigió en el héroe. Hizo el primero con una buena volea. Inmediatamente después en un magistral pase interior de Sergio, definió perfecto e hizo el segundo. El pabellón era una fiesta. Sólo se vio reducida por la lesión de tobillo de Méndez. Pero la salida a cancha de Kikes volvió a animar el cotarro. El cierre se metió en el bolsillo a los suyos y el Villanueva fue a más. En un córner, Sergio está rápido,  saca y Mela, pillo, mete el pie antes que nadie y hace el tercero en su cuenta particular. No iba a quedar ahí la cosa. Antes del descanso, el cuarto. Esta vez, Sergio, esencial en todo el torneo, cogía un rechace en el área y lo marcaba sin oposición. Es esos últimos minutos de primera mitad, los locales tuvieron que bajar el pistón y poco a poco el Torreblascopedro se fue viniendo arriba. E incluso consiguieron acortar distancias. 

En el descanso todo eran caras de euforia. Pero ya lo avisó en el corrillo Alejandro Arce diciendo que “los segundos 20 minutos se iban a hacer eternos”. Ese exceso de confianza o de relajación propició que el Torreblascopedro empezara a dominar el juego y sobre todo a generar ocasiones de gol. Ya con Jesús en la meta de los villanovenses, los visitantes hicieron dos goles que ponían el encuentro en un pañuelo. Casi toda la ventaja se había evaporado. A falta de diez minutos, todo estaba abierto. Se puede decir que estaba más cerca el empate. Jesús  estuvo salvador e incluso el poste ayudó a conservar la pírrica ventaja. Ante el asedio Carri pide un tiempo muerto. Fue la manera de cortarles el ritmo y de que los suyos respiraran.  Los menos habituales fueron importantes y dieron descanso a los titulares. Se igualó el estado anímico de los dos conjuntos y  a falta de cinco minutos llegó la sentencia. Jugada personal de Mela, que termina con un disparo lejano, para el portero, pero el pivot , astuto, sigue la jugada y remata al fondo de la red. En ese momento, Juan Alfonso, el único que no había tenido minutos, entró y entre todos consiguieron conservar la renta. 
Celebración por todo lo alto. Abrazos, risas e incluso lágrimas de un equipo que ha estado muy unido. Mario , que fue el descartado, al solo poder estar en liza doce, fue el escogido para coger la copa. Estuvieron presentes, el alcalde, Gabriel Fajardo, el concejal de deportes, Jorge Martínez y el presidente de ADLAS. Tras la ceremonia de entrega de premios, llegaron los manteos , las fotos y las caras de alegría en un grupo que ha conseguido inaugurar la sala de trofeos de la nueva era del fútbol sala y hacer historia ganando el primer título del recién estrenado pabellón. Enhorabuena.