viernes, 16 de diciembre de 2011

Lucha titánica en el barro

PUENTE GÉNAVE 2 - 2 CD VILLANUEVA

Partido de trinchera. De guerra desenfrenada. De brega. De fútbol en estado puro. Todo eso se me ocurre al pensar en el encuentro del domingo entre el Puente Génave y el CD Villanueva. El último campo de arena para los de Carriquí no decepcionó. La lluvia del fin de semana lo encharcó y lo dejó casi inpracticable. Muchas bajas por la hora del partido y la campaña de aceituna como Tomi y Elías. También por lesión como Álvaro. Todo eso propició la vuelta a la convocatoria de Juli, Nando o Sergi, o la entrada por primera vez en lo que va de curso del juvenil  Alberto del Río.A pesar de todo eso, valioso empate en un plaza difícil.

Media hora más tarde de lo establecido por el retraso de los árbitros (ya es la segunda vez que pasa y empieza a ser sospechoso) comenzó el encuentro. Fernando introdujo pocos cambios con respecto a La Puerta. Los necesarios. Reubicó a Rubio más adelantado para que Valle fuera el punta y colocó a Juli en el lateral zurdo. Iniciaron la contienda los visitantes más metidos. El barrizal impedía el juego de toque pero los nuestros lo intentaban. Antes de los diez minutos ya pudimos adelantarnos con un remate de cabeza de Pollo y un disparo lejano de Rubio. Pero no fue hasta el cuarto de hora, cuando un balón suelto al borde del área, lo recoge Juli y su extraño golpeo despista a Juanmi. Entra con suspense pero sube al marcador. Los locales y su nutrida afición se quedan chafados. Intentan reengancharse al partido con voleones a la espalda de nuestra defensa. En jugadas a balón parado empiezan a crear peligro pero entre Juampe y la defensa lo van subsanando. El encharcado campo se pone imposible. En cada conducción el balón se frena y se convierte en una lucha de gladiadores por mandar la pelota más lejos del área propia. Aún así, Juli muy inspirado está a punto de hacer el segundo en el rechace de una falta.

Se llega al descanso. A la vuelta, más lluvia y más dificultades. Tigre de cabeza puede de nuevo marcar el segundo pero Juanmi comienza a erigirse en salvador con una estirada monumental. En la siguiente, falta lateral, fallo en el marcaje, y Santi más listo, cabecea dentro y empata. Los locales se vuelven locos y empiezan a animar aún más fuerte. Juli sigue siendo el protagonista en los minutos siguientes. En un forcejeo con un defensa local es derribado. Cae lesionado y le sustituye Nando. Con el recién ingresado en el terreno de juego, otro lesionado, Navas. Angua sale en su lugar. Llegan las ocasiones. Primero Angua en un fallo de la defensa no acierta a rematar. Luego Seba Martos está a punto de hacer gol con una preciosa vaselina pero vuelve a aparecer Juanmi. 


Y llega el momento clave, balón que vuelve a marrar la zaga, lo coge Valle que con todo a su favor lo echa fuera en el mano a mano. El barro le jugó una mala pasada. Y perdonaron tanto los nuestros que al final se vieron por debajo en el tanteador. A falta de un cuarto de hora, falta a la olla, y Álvaro remata flojo. El balón bota y entra por debajo de las piernas de Juampe. Se nos iba el partido. Entró Sergi para oxigenar algo más el mediocampo. Angua pudo ser el héroe con un disparo que de nuevo Juanmi repelió como un felino en la misma escuadra. En esos minutos el partido entró en una vorágine tensa. Rubio fue el tercer lesionado de la entrada con una entrada atroz de un jugador local. Con su jugada se lío una trifulca en la grada en la que se vio implicado un directivo villanovense y una aficionada local. Con la gente más pendiente de lo externo que de lo verdaderamente importante, se acababa el partido. Pero casi en el límite del 90, en una falta clarísima, Seba López ponía la pelota en la cabeza de Tigre, que empataba in extremis. En la celebración también hubo discusión. 
El árbitro no quiso continuar con la fiesta y pitó el final. Empate. Los locales con la miel en los labios tras remontar y los visitantes con un buen sabor de boca por recuperar parte de lo perdido. Por lo demás, muchas quejas con el comportamiento del público. Con el empate, nos quedamos a seis puntos del ascenso. Falta algo para engancharnos de verdad. A seguir luchando.

Alineación: Juampe, Tudela, Juli (Nando 55'), Tayada, Tigre, Seba López, Navas (Angua 67'), Rubio (Alberto del Río 83'), Seba Martos (Sergi 75') y Valle
Goles: Juli (15') y Tigre (88')