martes, 21 de febrero de 2012

El Rus aleja el sueño del ascenso

CD RUS 3 - 0 CD VILLANUEVA DEL ARZOBISPO
Mal partido. El CD Villanueva falló cuando más falta hacía y se aleja notablemente de los puestos de ascenso. El CD Rus goleó a los de Carriquí y se impulsa en la tabla clasificatoria dejando a los villanovenses a nueve puntos de distancia.

El equipo ruseño tenía ganas de este encuentro. Por las circunstancias de la ida y por lo que suponía en cuanto a clasificación. Y ya desde el calentamiento se lo demostró la afición contextualizando los 90 minutos “como una guerra”. Siguiendo con la metáfora Carriquí eligió como once soldados de inicio a Raúl, Tudela en su estreno como capitán por la izquierda, Nando por la derecha, Tayada y Tigre supliendo la ausencia de Pollo, Carlos de pivote con Villacañas y Seba Martos hilvanando el juego, Elías y Frodo en las bandas y en punta Álvaro. En el equipo de Poyatos, la baja de última hora de Damián por lumbago.

Desde el primer minuto salió el Rus más metido. En los primeros compases de juego, Raúl se erigió en la figura y sacó varias manos que evitaron el primer gol ruseño. El CD parecía cansado, seguramente por la resaca de los carnavales. El Rus, por su parte, afilaba el cuchillo con un juego directo, de balones a las bandas donde Casas y Hache son un filón. El Villanueva intentó seguir ese juego de balonazos pero nuestra falta de altura nos pasó factura. Aún así, con el paso de los minutos el conjunto visitante se fue asentando e incluso pudo realizar algunas jugadas de toque. En una de ellas, Elías se queda sólo ante Miguel Ángel pero su disparo resulta demasiado flojo. En la segunda ocasión de los nuestros, Villacañas remata desde fuera del área, se le escapa el balón al guardameta local pero no llega nadie para remachar.

Rome se erigía como un coloso llevándoselas todas de cabeza y el juego duro de Víctor y Andrés imposibilitaba que nuestros mediocentros pudieran jugar. El árbitro estuvo demasiado permisivo y el juego brusco amilanó a los nuestros que salvaron su portería en los primeros 45 minutos. Y eso a pesar del goteo constante de ocasiones ruseñas que dispusieron de hasta 9 córners en el primer período.

En la segunda parte, parecía que la cosa podía cambiar. Los de Carriquí salieron más frescos en los primeros cinco minutos. Pero pronto iban a volver a la cruda realidad de la tarde de ayer. En una contra por la derecha, Tayada nos despeja, el balón llega al área y Javi García remata a gol. El golpe fue brutal para el Villanueva. En el 58, Carriquí cambió al 4-4-2 sacando a Benji y Seba López por Seba Martos y un tocado Villacañas. Pero éstos llevaban dos minutos cuando en otra contra, el balón llega a línea de fondo, Raúl despeja como puede, y Mario sólo marca en el rechace. La afición local estallaba de júbilo y a los nuestros les quedaba media hora de pesadilla. Lo siguieron intentando pero en vano. No había forma de llegar al área de Miguel Ángel. Salieron también Valle y Sergi pero el problema no se solucionaba. Juampe también tuvo su oportunidad. Y pudimos meternos en el partido pero el colegiado le perdonó la expulsión a Juanill tras agredir  a Álvaro.

Y llegó la rúbrica. Contragolpe del Rus, Morta le gana la partida a los defensas y su pase lo aprovecha Casas. Las caras de los villanovenses eran un poema. En esos últimos diez minutos Benji pudo marcar de cabeza y Elías tuvo otro mano a mano que se fue al limbo. Poco importaba ya. Con el pitido final, celebración local y tristeza visitante. El Villanueva tiene que aferrarse al San Blas y sobre todo a su juego de toque. La esperanza es lo último que se pierde. 

Raúl (Juampe 75'), Tudela, Tayada, Tigre (Sergi 72'), Nando, Carlos, Frodo (Valle 65'), Seba Martos (Seba López 58'), Villacañas (Benji 58'), Elías y Álvaro.