martes, 21 de agosto de 2012

CD Villanueva - Atco Villacarrillense a las 20.30 en el San Blas

Esta tarde a partir de las 20.30 tendrá lugar el segundo encuentro de pretemporada del CD Villanueva. La cita es especial por la rivalidad con el contrincante: el Atco. Villacarrillense. Los de nuestra localidad vecina serán la segunda piedra de toque para los de Rafa Espino en la etapa de preparación para el inicio de campaña del próximo 9 de septiembre. 

El equipo que dirige Pedro Miralles cuenta con varias novedades respecto al año pasado. La principal es que se han convertido en filial del potente Villacarrillo CF y por eso ha rejuvenecido enormemente su nómina de jugadores con fichajes de gente que podrían disponer de oportunidades con el primer equipo. Apenas veteranos como Julio César o Chaves, los dos únicos que superan la treinta. No siguen futbolistas como Kaki, Papi, Prenda, Pedro Valdés, Luna o Pedrito, que en otra época fueron claves en el joven conjunto villacarrillense. Otra de sus bajas importantes es Juan Poblaciones que se ha marchado a Preferente con el CD La Puerta de Jesús Cuevas. Para suplir todas esas ausencias han llegado gente con hambre de minutos. 

En la portería, para hacerle la competencia a Sergio Mota, a priori titular , ha llegado Juan Carlos, aún en edad juvenil, pero con experiencia en canteras como la del Real Jaén o el Úbeda. En la zaga dos buenos refuerzos: para el centro vuelve a su pueblo Chico, tras un año sin jugar y varias etapas escalonadas entre La Puerta y el Villacarrillo CF, y para el lateral izquierdo llega uno de los emblemas del desaparecido Mogón, Taty.

En la zona del mediocampo destaca la novedad del juvenil Jesús Aranda, pivote defensivo que también puede actuar como central y también la presencia de otro de los mejores jugadores de Mogón, Jero, que puede jugar como mediapunta, como extremo en cualquiera de las dos bandas e incluso como delantero. 

Y para la zona de ataque las dos grandes apuestas: de un lado, Manu Rivas, que tras no tener suerte con las lesiones el año pasado en el que no pudo debutar con el Villacarrillo de Lasarte y apenas disputó tres partidos con el CD Villanueva, busca resarcirse y encontrar la continuidad en su juego en el filial villacarrillense. Será el que lleve la manija del conjunto con total libertad en la mediapunta. De otro, Poloño, delantero de casa, que vuelve tras una aventura con el Úbeda Juvenil en Liga Nacional y que parece ser el canterano más capacitado para dar el salto, siempre que sus estudios se lo permitan. Es un delantero escurridizo, veloz y que suele caer a banda. 

En cuanto al Villanueva veremos como avanza la preparación con el objetivo de llegar a tope para la primera jornada de Liga ante el Orcera.