miércoles, 26 de enero de 2011

Una tangana oscurece un empate que sabe a poco


CD VILLANUEVA 2 - 2 CD ÚTICA

Partido rarísimo en el San Blas. Por juego de lo mejor del año, con un dominio casi total, excepto en las jugadas a balón parado de nuestro rival, ya que al Útica le pesó la dinámica negativa en la que vive envuelto. Por sensaciones del espectador también ya que se disfrutó y mucho sobre todo con el gol de Manu Rivas. Pero por imagen de los dos equipos, un tanto decepcionante. 

Empezó el encuentro con buen juego de los de Juani, llevados en el mediocampo por Angua, que está mejorando su forma, con Cristian, el juvenil como titular y Siles y Manu Rivas  afianzados en el lateral derecho y en la delantera respectivamente. Volvían los tres sancionados, Tigre, Luis Bueno y Cherto, y en el banquillo esperaba Elías, que no le había dado tiempo a llegar por temas de trabajo. 

En los primeros minutos, mejor disposición en el campo de los nuestros que tocaban y tocaban  mientras los de Joaquín Pérez esperaban atrás. Luis Matías abandona el campo con un pinchazo, sale Tomi y Tigre se coloca como central. A ellos, se les notó sobre todo la baja de Majuelos, que puede que no vuelva hasta final de temporada y que les deja mermados en ataque. El dominio se hizo manifiesto cuando en el minuto 22, Benji remachaba a la red en el segundo palo un cabezazo de Siles en una falta.

Poco duró la alegría, porque apenas cinco minutos después, Robles aprovechaba un despiste en el marcaje de nuestro equipo y remataba solo, imposible para Mota. A pesar del empate, seguimos siendo mejores y no hubo ningún signo de peligro del equipo de Marmolejo hasta el descanso. 

En la vuelta de vestuarios, de nuevo mejor los de Juani. En el minuto 1, y ya con Elías en el campo como revulsivo, balón largo a Tomi que a pesar de tener clara posición de disparo, lanza un pase al tendido para Manu Rivas, que sin controlar, dispara al palo corto y nos devuelve la ventaja. La grada enloquece con el golazo villanovense. Pero a pesar de vivir el mejor momento del partido, de nuevo en una jugada a balón parado escasos minutos después llega la igualada. Esta vez, falta lateral despejada por nuestra defensa y en el rechace, Villa se saca de la chistera un disparo impresionante a la escuadra, inapelable para el portero villanovense. De nuevo a remar a contracorriente y buena reacción. En el 62, penalty por manos en el área del Útica y Elías que se dispone a poner de nuevo a nuestro CD por delante. Pero en el peor momento, falla, lo para Villatoro. Apenas dos minutos después, surge el lío. Hay una supuesta agresión de Angua en nuestro área a un jugador visitante que queda tendido. Sigue el partido, y Sergio Mota avisa al banquillo rival de que parece algo grave. Joaquín Pérez entra en el campo, avisa al árbitro de lo sucedido y se lía la gresca. En el acta el árbitro parece indicar que lo expulsa por invadir el terreno de juego sin su permiso (algo que no pasó con Manolo Chumilla ante el Porcuna). Hay un cruce de declaraciones entre los jugadores, el entrenador rival, saltan chispas, comienzan las agresiones e incluso el árbitro se ve obligado a suspender el partido y las autoridades de la Guardia Civil a intentar calmar los ánimos de los aficionados. El balance, dos expulsados, Juan Blas por nuestro equipo y Javier por el suyo. Luego siguió la tensión con el banquillo rival pero pudo continuarse el partido. Son cosas que no nos gustan ver pero el fútbol en situaciones complicadas como la nuestra y como la del Útica que camina últimamente a la deriva, desembocan en tensión mal controlada. En cuanto a la polémica generada esperamos que todo haya sido un malentendido entre uno de nuestros compañeros bloggeros (Javier y su blog del CD Villanueva) y la gente de Útica y en concreto su entrenador Joaquín Pérez.

Tras la reanudación del partido, control total villanovense. Buenas ocasiones de Manu Rivas y Elías y en general tranquilidad en nuestro área. Hasta 11 fueras de juego de nuestros delanteros que caían una y otra vez en la maraña de los de Joaquín Pérez. En el 80, Benji simula un penalty y el árbitro no pica, pero poco después, en la agonía del descuento, si que sufre una dura entrada dentro del área, y el árbitro de nuevo se hace el loco. Así, llegamos al final de un partido en el que lo más destacado fue la lucha de Benji, que corrió sin descanso y fue el mejor en los 90 minutos. En definitiva, un nuevo partido donde se hacen méritos para conseguir algo más, aunque visto lo visto ya es bueno sumar. Buenos minutos de Cristian, mala suerte en la lesión de Luis Matías y buenos mimbres para encarar dos partidos a priori con opciones: la semana que viene contra el Castillo, ante el único rival al que hemos ganado por ahora, y la de después ante La Guardia, con cuentas pendientes por el gol anulado a Pollo y el penalti inexistente que nos costó la victoria en la ida.

Alineación: Mota, Siles, Cherto, Luis Matías (Tomi, 15'), Luis Bueno, Tigre, Angua, Cristian (Elías 46'), Juan, Manu Rivas y Benji. No jugaron: Juanmi (p), Jaime y Nando.
Goles: Benji y Manu Rivas