martes, 12 de abril de 2011

Se acabó la travesía por el desierto

Final de la temporada. Eso es lo único positivo del partido vivido ayer en Porcuna. El desplazamiento más lejano de toda la temporada puso las cosas muy difíciles al conjunto de Juani que apenas pudo formar con 13 futbolistas. Muchos juveniles y no de los más habituales y así terminar con dignidad un año que se ha hecho demasiado largo. Encima hubo diversos contratiempos que alargaron la agonía. Elías se lesiona en el entrenamiento del jueves, Siles en el partido de los juveniles y Benji, tocado no viaja finalmente. Más madera.

 Aún así, el equipo se presentó al encuentro. Con algunos minutos de retraso pero allí estuvieron. El encuentro comenzó con Juanmi bajo la portería, Jorge y Sergi en los laterales, Chochi, renqueante de su lesión, y Pollo en el centro de la zaga, Angua, Nacho y Anaya debutantes hoy en el mediocampo, Juan y Nando en las bandas y arriba, Fran, novato hoy también. Muchas novedades para despedir el año. 
Empezamos el encuentro mejor que los de Chumilla. En el minuto 2, jugada personal de Juan que regatea a dos defensas pero peca de individualismo y no le da el balón a Nando en mejor posición, desperdiciando una buena ocasión. Con el paso de los minutos, el Porcuna empezó a dominar aunque la férrea defensa visitante se mostraba implacable. Cada balón que llegaba cerca del área de Juanmi, nuestra retaguardia lo despejaba sin miramientos. 
El equipo estaba realizando un despliegue físico impresionante, sobre todo en la medular. El detalle lo vimos en torno al minuto 25, cuando con un jugador lesionado, los diez jugadores de campo fueron hasta el banquillo para beber agua. El calor hacia mella.
El Porcuna comenzó a tocar más y el gol parecía estar cerca. A los 32 minutos llegó lo inevitable. Escalona se interna en el área, fusila a Juanmi, que roza la pelota pero ésta entra llorando a pesar del esfuerzo de Sergi por evitar el gol.

De ahí hasta el descanso poco que destacar. Un disparo de Nando desde lejos, una volea que se marcha desvíada de Angua y un córner en el que el delantero choca con Juanmi y su remate está a punto de entrar.
En el segundo acto el cansancio empezó a hacerse notar. En el 53, Juan cae lesionado por un golpe en una falta aunque consigue aguantar en el campo. Unos siete minutos después y cuando la segunda parte se había desarrollado de manera tranquila llega el segundo Juanfran tira desde fuera del área y  Juanmi no acierta a despejar. Entonces Juani intentó refrescar al equipo con los cambios.

Pero inmediatamente después vino el tercero. Esta vez, en un barullo en el área, la defensa no la saca y Jacob, recién salido, se aprovecha para marca casi a placer. Con el partido casi acabado, dos tantos más. Primero, Zapa, que hace una bonita jugada individual por la banda, recorta y desde el borde del área la pone en la escuadra, Juanmi la roza pero es imposible y el segundo, de nuevo Jacob, que está muy vivo en el área y se adelanta a nuestro portero peinando al fondo de las mallas un buen centro. El CD Villanueva estuvo cerca del gol de la honra en una acción de fe de Fran que va a presionar el saque de balón de la defensa y en la cesión a Guara, el portero del Porcuna está a punto de marcárselo en propia meta. 

Al final, una manita. Ponemos el broche a esta travesía por el desierto que ha supuesto la Preferente esta campaña. Pero tenemos que ponerlo con la ilusión y las ganas de que el año que viene tiene que haber fútbol cada dos semanas en el San Blas. La cantera villanovense se merece un equipo senior donde seguir madurando como futbolistas. Nos quedamos sin el epílogo de la Copa, pero en la 2011-2012 esperamos escribir muchas crónicas de victorias.

Alineación: Juanmi, Sergi (José M. 80'), Jorge, Chochi, Pollo, Angua, Nacho (Alejandro 65'), Anaya, Juan, Nando y Fran