martes, 2 de noviembre de 2010

La jornada de la EMD

RESULTADOS EMD
Infantiles:
EM Villanueva 1-0 Jódar
Importantísima victoria de los nuestros ante un posible rival directo por la permanencia como es el Jódar. Se ha notado la vuelta de Nogueras y de José Manuel en ataque porque ahora hay más alternativas y se llega con más opciones de crear peligro. Estos tres puntos sirven para salir de puestos de descenso y aportar una inyección de moral para el difícil partido de la semana que viene en la Carolina ante el segundo clasificado.


Alineación:
Choco, Jesús, José Medrano, Rubén , Alejandro, Cuevas, Juanfra, Miguel, Guille, Nogueras y José Manuel. También jugaron: Fran, Dani, Nacho, Villacañas y Luis David.


Fútbol Femenino:
Cazorla 26-0 EM Villanueva
Mayor goleada recibida por las nuestras en lo que va de temporada. Fuera de casa y ante el actual líder era de preveer un partido complicadísimo como el que se dio. Las cazorleñas fueron muy superiores y las pupilas de Rubio nada pudieron hacer ante el poderío ofensivo y el acierto cara al gol de su rival.


Benjamines:
EM Villanueva 2-8 Quesada
Alineación: Pedro I, Iván, Sergio, Javi, Juan, Tomás, Juan Carlos I, Ángel Jesús, Juan Carlos II, Seba, Pedro II y Raúl
Goles: Tomás y Javi

Juanma, mejor futbolista del Quesada
Visita del líder invicto, el Quesada, al San Blas. Con estos ingredientes se intuía un partido muy duro. Y así lo fue. Desde el principio los nuestros recibieron un aluvión de llegadas que no tuvieron premio por el buen hacer de la defensa y la falta de acierto de Quesada. Pero cuando entró el primero, llegaron varios. Cuatro goles seguidos de un Quesada que empezaba a demostrar el por qué de su dictadura en la clasificación con un recital de su número 10, Juanma.
Aún así, los nuestros no se rindieron y salían al contragolpe con peligro. De esta manera llegó el 1 a 4, tras el lanzamiento de una falta de, que tras meterla primero y serle anulada por el árbitro, volvíó a meterla cuando le mandó repetirla.
Ya en la segunda parte el juego villanovense mejoró y por momentos se fue superior al líder. Pero ellos tenían más pegada y marcaron dos goles más. De nuevo a balón parado recortamos distancias con un lanzamiento certero de Javi, que tras pasearse por el área pequeña acabó entrando. Y más apretado hubiera estado el marcador si hubieran entrado dos manos a mano de Juan Carlos  y otra falta de Javi que se fue al larguero.
Con nuestros los pupilos de Ginés y José Valera lanzados en busca de marcar más goles, el Quesada se aprovechó y a la contra certificó su goleada con dos tantos más.
Para la próxima semana a seguir mejorando y a seguir formando a futuros grandes futbolistas.

Alevines:
EM Villanueva 7-6 Quesada
Alineación: Juan Gabriel (p) , Javi (p), Manuel Jesús, Kiko, Pedro, César, Chiri, Tomás, Antonio, José Antonio, Raúl y Pedro Villacañas.
Goles: Villacañas (4), Antonio, Tomás y un gol en propia puerta.
Al inicio las tornas parecían estar igualadas, pero pronto los nuestros se encargaron de demostrar su superioridad. Tras un saque de banda de Kiko, error en la zaga visitante, que en un mal despeje de cabeza introduce el balón en su propia portería. Muy poco después, Antonio haciendo gala de su pillería en el área aprovecharía un buen pase tras un desmarque marca de la casa y ponía el 2 a 0.
Durante esa primera parte había tímidas llegadas del equipo rival y acometidas serias de los de Chochi y Manu Rivas. Así hasta que en dos jugadas a balón parado, en dos faltas al borde del área llegarían los dos goles siguientes. Pedro Villacañas sería el encargado de materializarlos en ambas ocasiones, uno más centrado y otro más escorado y ajustado a la base del poste. Acortaría distancias el equipo quesadeño pero solo sería un espejismo.
Chiri lanzando un corner
Tras el descanso, apareció el Pedro Villacañas más exquisito, dando lecciones de su magistral clase. Con otros dos golazos desde fuera del área se consagraba como la estrella del partido, capaz de echarse el equipo a las espaldas y sacar a relucir su calidad. Tomás también se unió a la fiesta goleadora y a falta de un cuarto de hora, 7 a 1. Parecía una situación muy plácida. Pero entonces empezó a carburar el rival, y marcó tres goles seguidos.
Después de este esfuerzo extra siguieron intentándolo y si no hubiera sido por las intervenciones de Javi al final, sacando alguna que otra manó épica.A pesar de las paradas de nuestro portero llegaron a marcar dos goles y quedarse a solo uno del empate. Con 7 a 6 se supo sufrir para no dejar escapar un partido atado como éste y finalmente lo pudieron conseguir, los tres puntos se quedaban en casa.

Cadetes:
EM Villanueva 2-8 Peña Deportiva Jienense.
Alineación: Javi, Gil, Romero, Jaime, Agustían, Manu, Dany, Avilés, Arturo, Pirri y Borja. También jugaron: David, José Juan, Paco, Méndez y Cristian.
Mazazo a las aspiraciones de los muchachos entrenados por Chaves. Se esperaba mucho más de ellos en una tarde que empezó envuelta en una fría lluvia que seguramente perjudicó el juego de toque de los villanovenses.
Ya desde el primer momento se vio que éste no era nuestro día. En los siete primeros minutos ya perdíamos por 0 a 2, tras un gol en un rechace de una falta lateral y otro de disparo raso y sin oposición de un delantero de la Peña.
Había que reponerse y los nuestros intentaron desplegar sus excelentes bazas ofensivas. Y pareció dar resultado porque en el 10, Borja recortaba distancias con un disparo al borde del área. Estaban a solo un paso del empate pero de nuevo la falta de concentración se instaló en el equipo y dos goles seguidos para hacer casi imposible el sacar un buen resultado. 1 a 4 en el minuto 32.
Borja, bigoleador esta tarde
Tras la vuelta de vestuarios hubo varias intentonas pero sin éxito. La Peña por su parte esperaba aumentar su renta al contraataque. Y así llegó el quinto. y el sexto. Hubo un suspiro de reacción con el 2 a 6 , obra de nuevo de Borja pero fue desactivado por el séptimo gol en una falta en la que el delantero rival remató a placer, reflejo de la apatía de la defensa en todo el encuentro.
Habrá que trabajar duro para mejorar a imagen dada hoy y que vuelva la buena racha.

Juveniles:
EM Villanueva 1-1 La Puerta
Alineación:
Quesada, Rubio, Navajillas, Barreras, Pichuti, Espino David, Sergi, Nando, Manu y José Manuel. Tambien jugaron: Siles, Román, Cristian y Alberto del Río. Santi estuvo convocado pero no jugó.
Goles: Manu (min 93)

A las 6 de la tarde se consideraba un partido entre aspirantes al ascenso. Dos horas después puede que ninguno lo sea realmente. O por lo menos mirando la clasificación, en la que El Arroyo se muestra invicto y no solo eso, sino que vence todas las jornadas implacablemente.
Empezaron los nuestros un tanto dormidos y fruto de ello Barreras cometió un penalty inocente en el minuto 11. Julio, capitán de nuestro rival, de el encargado de lanzarlo. Y de fallarlo. Lo mandó fuera. Mientras la lluvia dificultaba el juego de ambos equipos. El partido se llevó mucho a lo físico , al cuerpo a cuerpo. Eso hacía que no hubiera mucho espectáculo. Pero a pesar de eso los pupilos de Trompi se resarcieron y llevaban la iniciativa, aunque como es costumbre sin acierto ante el meta rival.

A pesar de las buenas sensaciones, en torno al minuto 20, una indecisión de los centrales y de Quesada derivó en un remate de cabeza, certero, que terminó perforando la red.
Hasta el descanso siguió la tónica física y fue un querer y no poder.
En la segunda parte, con los cambios mejoró un poco la imagen y con la lluvia arreciante se fue a por el empate con todo. Tras una mano dentro del área de un defensa de La Puerta, el árbitro señaló penalty. Sergi, nuestro capitán, lo lanzaría. Había buenos precedentes puesto que él mismo había ,arcado un penalty en el último minuto ante a Puerta en la Copa Diputación de la temporada pasada. Pero esta vez falló. El  balón se le fue fuera.
No se rindieron los de Tomás a pesar del imprevisto. Siguieron a la heroica, buscando el gol que le metiera en el partido y psicológicamente en la lucha por el ascenso. Pero no llegaba. Se encerró muy bien La Puerta y no eramos capaces de superar su telaraña. Pasaban los minutos. Había muchas faltas, mucha tensión. Ésta explotó con la expulsión de Pichuti tras un rifirrafe. Con 10 se siguió al ataque. No quedaba otra. Y en el descuento, con la esperanza casi consumida,un balón a área, lo caza bien Manu Rivas, y con una suave vaselina, lo eleva dentro de la portería. Empate. Justo premio para los méritos de ambos equipos, aunque mal sabor de boca para ambos que querían los tres puntos. Un poco mejor para nosotros que empatamos in extremis y vimos la vuelta a los campos de Pedro Siles, que cuajó unos buenos minutos.

Ahora hay que ir partido a partido, ganándolos. Sin mirar rivales, solo pensando en nosotros mismos, que ya somos un rival difícil. La primera prueba será de fuego. Partidazo en casa del liderísimo Arroyo. Esperemos que sea el principio de algo grande.