sábado, 20 de noviembre de 2010

Manu, mucho ánimo

La semana pasada en la vida de Manuel de la Paz estuvo llena de sobresaltos. El portero con más proyección de nuestra cantera ha vivido unos días muy emocionantes. Nuestro paisano,  y amigo por encima de todo, se sigue recuperando de su enfermedad en el Hospital de Jaén. Mientras se esfuerza por superarla, ha recibido dos grandes sorpresas.

 La primera de ellas durante la estancia de la Copa del Mundo ganada por nuestra selección en la capital de nuestra provincia el 8 de noviembre. Como en otras muchas ciudades de España, la Copa iba a ser expuesta para que todos los ciudadanos se fotografiaran con ella. Como le contó nuestro protagonista posteriormente a nuestro compañero del Diario Jaén, Gilberto Moreno,  él le había pedido a Paqui, una de sus enfermeras que fuera hasta el Palacio Provincial de la Diputación donde se exponía la Copa, se llevara una fotografía suya y sacara otra foto allí donde saliera la suya al lado del trofeo.  Paqui se lo prometió pero el mismo día 8, le reconoció que le había sido imposible. La decepción se notó en Manu pero pronto su tristeza iba a desaparecer por completo. Paqui, junto a Mª del Mar Nieto, una de sus doctoras y Sebastián Moreno, responsable de la Federación Jienense de Fútbol movieron  los hilos para que la Copa fuera hasta el Hospital convirtiéndose en la visita más ilusionante de las muchas que ha recibido nuestro querido portero. Ya no importaba no aparecer en una foto al lado de la urna, ahora podría tener muchas abrazado al trofeo que meses antes había levantado Iker Casillas, guardameta como él. 
Estuvo toda la mañana acompañado del trofeo y de personalidades importantes como el Presidente de la Federación Andaluza de Fútbol, Eduardo Herrera, cumpliendo el sueño de todo niño, y por qué no reconocerlo , de todo adulto.

Pero ahí no quedaría la semana grande de nuestro amigo Manu. El viernes, era visitado por uno de los reporteros de Andalucía Directo, Javier Lunaro. Él conectaría con el presentador del programa, Fernando Díaz de la Guardia que explicó a todos los andaluces su curioso caso, ya que llegó a jugar un partido cuando tenía síntomas de malestar. La sorpresa de Manu y de todos los espectadores llega cuando Fernando le anuncia que al teléfono está uno de los Campeones del Mundo, el jugador de Villarreal, Carlos Marchena. El defensa central le da mucho ánimos al chico, deja esta frase para el recuerdo, "en la vida hay que luchar como en el deporte, hay que terminar ganando los partidos y en la vida igual" y le promete una camiseta del Mundial de Sudáfrica. Los nervios y la emoción asaltan a nuestro paisano. La guinda llegará segundos después. En el reportaje del Diario Jaén él había apuntado que su gran referente como portero era Dani Aranzubia, que le llamaba mucho la atención. Pues justo al colgar el internacional español, aparece al teléfono, el portero del Deportivo de La Coruña, que se muestra simpatiquísimo, que tiene palabras muy bonitas hacia Manu, le anima a seguir luchando por llegar a Primera cuando se recupere y que también le promete que le hará llegar una equipación suya y unos guantes. Su madre Cándida también está muy emocionada y no es para menos ante los acontecimientos que esta viviendo su hijo. La conexión termina con los deseos de recuperación por parte del programa de Canal Sur.


Nosotros también queremos aportar nuestro granito de arena para animar a una persona que sabe que tiene ganado nuestro cariño. No podemos hacerle un reportaje en un periódico con el Mundial y ni mucho menos sacarle en televisión y que le llamen dos grandes de nuestro fútbol, pero sí darle muchos ánimos desde nuestro blog y acompañar estas palabras escritas con una foto. Una foto con historia. En ella aparece junto a Elena, su hermana, que precisamente también se pone delante de una portería para evitar goles. Los dos hermanos fueron los menos goleados en la Maratón 24 horas Aficionado del verano pasado, cada uno en su categoría, Media y Femenina. Recuerdo que me pidieron que se la echara para que luego se la reveláramos y tenerla como recuerdo. Esperamos que les guste el detalle y verle pronto de nuevo recogiendo trofeos de manos de Aficionado por su gran labor como portero. Y también mucho ánimo a su familia que está luchando codo con codo junto a él.