lunes, 6 de diciembre de 2010

IMPOTENCIA en general y esta vez también ARBITRAL

De nuevo una derrota. Esta vez los malos augurios ya llegaron antes del partido. A la llegada a Huelma malas condiciones del vestuario con mal olor y asientos empapados ante lo que los nuestros se quejaron. Una vez más, fuera de casa con 15 jugadores, esta vez por la baja de Tigre a última hora por el tema de la campaña de aceituna. Y como viene siendo un tópico, minuto 2 de partido y gol en contra. Esta vez, córner por la derecha que remata de cabeza un delantero del Huelma, Smith, que volvía a la titularidad la para en la línea pero el árbitro concede el gol fantasma. Pero ya hablaremos más adelante del señor Ildefonso Morillas Raigón. Total que toda la ilusión generada con el partido ante un equipo también en descenso y ante la mejoría de los últimos partidos, se desvanece en el minuto 1. Aún así, despertamos un poco y fuimos hacia delante. Sobre todo mucho peligro en los saques de banda del debutante Julio. Cada uno de los que sacó y fueron cuatro o cinco eran ocasión de gol de los Juani. Precisamente el empate nace de un saque suyo. El balón va al área, es despejado y en la izquierda Benji centra perfecto para que Chochi, hoy lateral derecho,  que se había quedado descolgado en el saque de banda remate de cabeza al interior de la red. Desde la igualada, subidón moral de los nuestros con Seba López y Campos luchando como titanes en el mediocampo. Tuvimos varias oportunidades para ponernos por delante. Tres balones muertos en el área, un dos contra uno de Benji y Juan desperdiciado, otro disparo tras una buena carrera del propio Juan... Pero en el minuto 40, falta tonta en el lateral del área y Fernando, el mejor del Huelma en la mediapunta, la coloca en la escuadra, eso sí por el palo de Smith. Nos veíamos por debajo en el marcador pero Tomi tuvo el empate de cabeza de nuevo tras un saque de banda en el último minuto antes del descanso.

Por la presencia del equipo parecía que había opciones de conseguir algo. Pero siguieron los contratiempos, lesión de Pollo, que jugó por primera vez en el lateral izquierdo y Fernando entra por él. Angua salió  por Tomás para dar otro aire al equipo. A los pocos minutos de la reanudación y cuando los dos equipos aún se estaban plantando en el campo, robo de balón con una falta aparentemente clara sobre Cherto que el trencilla no pita, el delantero lo aprovecha y sirve en bandeja el 3 a 1. Las protestas se sucedieron en masa y el árbitro amonestó del tirón a tres de los nuestros con una parafernalia de risa, girando ante ellos de forma chulesca. No sería su actitud más grave. El cachondeo total llegó poco después.

En este blog no nos hemos caracterizado hasta ahora por la crítica feroz al arbitraje, a pesar de que en algunas ocasiones sus malas actuaciones hayan dado lugar a ello. Aquí hemos encontrado como razones a la caótica situación del equipo un cumulo de factores donde  los colegiados no eran el mayor problema. Pero visto lo visto hoy, ya con 3 a 1 en el tanteador, eso sí, poco más se puede decir.  La  situación es tan rocambolesca que se quitan las ganas de seguir adelante. Un futbolista del Huelma, su lateral izquierdo, el número 3, Almeja (en la foto), ve la tarjeta amarilla en la primera parte. Desde el banquillo, Juani da las indicaciones para incidir por esa banda en busca de una posible segunda. Pues bien. de la forma más inocente, al sacar una falta antes de tiempo tras pedir distancia, el Villanueva consigue la segunda amarilla y con ello la correspondiente expulsión. Es así a la vista de todos, futbolistas de nuestro club, banquillo, aficionados e incluso el propio Almeja y su entrenador que tras el partido ha pedido disculpas ante una situación que él, claro, no ha provocado. Pero no para ninguno de los colegiados que se han lavado las manos diciendo que era la primera. Por favor, es necesaria una mejor preparación para los árbitros. El linier que debe encargarse de apuntar las tarjetas para una posible consulta ni se ha molestado en apuntar no solo la de Almeja sino tampoco la del lateral derecho, también mostrada en la primera mitad. Es inadmisible que ocurran estas cosas. El problema se agranda cuando se permiten  y los jugadores del Villanueva, que ya han aguantado muchas se desquician. Ante tal surrealismo, Fernando ha protestado airadamente y el árbitro ni corto ni perezoso lo ha expulsado
Total, que de estar ante 10 y con ánimos de remontar el 3 a 1, a jugar con 10 y con vistas a más goles en contra. Es vergonzoso que los equipos dependan de las decisiones de personas ineptas a la hora de llevar a cabo su labor y que encima tengan luego que darles un dinero que cuesta un mundo obtener. No apuntar las tarjetas que se muestran es algo inaudito. Puede haber un error de visión en un fuera de juego, una equivocación en un penalti, pero eso es básico. Y ha terminado con la moral de los nuestros que se han sentido ultrajados e indefensos ante una persona que se ha mostrado prepotente en todo momento.
Después de todo esto, el partido se ha visto bastante interrumpido porque Juan, nuestro extremo,  se ha lesionado tras un golpe en el cuello, se ha mareado y ha tenido que salir en camilla. Excelente la ayuda del ATS. Juani ha sacado a Tudela, también con vistas a la reconstrucción de la defensa. Con tantas dificultades,balón al palo en otra jugada a balón parado y un par de buenas paradas de Smith.  Pero no tardó de llegar  el cuarto, obra de Juan  Morante, Garabito, el presidente- jugador del Huelma (en la foto), en claro fuera de juego. Para poner la guinda, el quinto en un despiste en un córner. La afición local se cebó con los nuestros lanzando cánticos sobre nuestro futuro próximo camino de la Primera Regional.

Al final, otros tres puntos que se van debido a la falta de pegada con  Benji  deambulando por el campo,  Luis Matías desubicado como extremo, Juan fallón de cara a portería  y sobre todo con fallos puntuales que hay que corregir,  sobre todo de concentración e inexperiencia. Y esta vez lo decimos claro: por la paupérrima actuación del árbitro que hizo del encuentro un circo, en el que vale todo. 
Como no, la cosa también terminó mal. Los jugadores tuvieron que desplazarse hasta un pabellón cercano a ducharse porque en las instalaciones del estadio no había agua caliente. La directiva local alegó que es culpa del Ayuntamiento. Desde aquí pedimos que se solucione de cara a los próximos visitantes del Huelma.

Por lo demás, la Junta Directiva ha planteado poner una queja formal ante la Federación Jiennense de Fútbol y luchar por recibir un trato equitativo, que nos midan a todos bajo el mismo rasero. Como sabemos que piden otros equipos de abajo, que están siendo igualmente perseguidos.

La semana que viene cita complicada ante un Porcuna enrachado que llega cuarto y que se antoja un duro escollo en nuestro Vía crucis particular.

Alineación: Smith, Pollo (Fernando 45'), Cherto, Julio y Chochi, Seba López, Campos, Tomi, (Angua 45') Juan (Tudela 71') y Luis Matías  y Benji. 
Goles: Chochi (17')