domingo, 1 de mayo de 2011

Esperemos que el año que viene haya fútbol en el San Blas

Era la última oportunidad para ver al CD Villanueva esta campaña. La última para desquitarse del mal sabor de boca de un año siniestro. Y siguió la tónica de toda la temporada. Dificultades para formar un once. Por diversos motivos u otros, muchos juveniles e incluso futbolistas de otros equipos como Pedro Valdés, portero del Atco. Villacarrillense o Víctor, han defendido nuestros colores esta tarde para echar una mano. También otros que como seniors no habían defendido nuestra camiseta como Fran García  Hay que mirarle el lado positivo, se ha acabado el año y muchos pensaban que en Navidad la desaparición sería un hecho. Además, también hay cosas muy gratas. Hoy se ha producido  por fin un debut que se ha hecho esperar: el de Rubio, una de las zurdas más prometedoras de nuestra Escuela de Deportes. Y también otra de las más firmes promesas villanovenses como es Jesús Valle (actualmente en el Real Jaén Juvenil) también ha querido formar parte de un amistoso en el que la nota curiosa la puso precisamente otro futbolista del Real Jaén Juvenil, Nacho, que fue el árbitro. La nota más decepcionante fue que apenas acudieron dos decenas de aficionados. Se ha hecho demasiado larga la Liga y ahora sin Copa la gente espera al Campeonato de Verano para ver fútbol en nuestro pueblo, o eso parece.

Por lo demás, un encuentro ante el Santisteban del Puerto, un municipio que vuelve con ganas al balompié y que parece ser que está montando un proyecto ilusionante para empezar desde cero. Ya nos ganó hace unas semanas en su casa y ahora había ganas de devolvérsela.
Juani le brindó la oportunidad de dirigir al equipo  Arce, y éste no la desaprovechó.  Apostó de inicio por Valdés, Rubio y Víctor como laterales, Cherto y Pollo en el centro, con Angua y Sergi en el mediocampo, Juan en una banda, Jesús Valle en la otra y arriba Cristian y Benji. Como se ha jugado con cambios volantes el once inicial cuenta poco, pues en cualquier momento Nacho, Jaime, Nando, Anaya, Fran García o Tofer, recuperado para la causa podían ser protagonistas.

Empezó la contienda igualada. De poder a poder. Mucho juego ofensivo y opciones para los dos equipos. Pero el CD Villanueva dio primero y al Santisteban le costó digerir el golpe.  Cristian, ante el pueblo que le vio nacer, aprovechaba un pase en largo se plantaba solo y marcaba a placer tras regatear al meta rival. Poco después, Benji, que con sus 20 años recién cumplidos sigue goleando, se sacaba de la manga un gran disparo desde fuera del área.
El tercero ha llegado de rebote. En un fallo de la zaga, Valle, muy astuto, ha rebañado la pelota y ha fusilado la portería santistebeña. Antes del descanso, todavía dos goles más. El cuarto del tanteo,  a la salida de un córner.  En la jugada ensayada todo el año y que siempre se quedaba en ocasión clara. Pues bien, en el último partido del año la hemos marcado. El debutante Rubio ha sacado a relucir su pierna y en un zambombazo ha demostrado que puede ser el dueño de la banda izquierda a medio plazo. El quinto ha sido cuando el primer acto se consumía, de nuevo Valle en un uno contra uno que ha definido perfectamente.

En la segunda parte ha llegado la relajación y con los cambios el partido ha tenido sus altibajos. El Santisteban se ha venido un poco más arriba y ha metido el gol en el cuerpo acortando distancias por dos veces. Pero el CD Villanueva, muy entonado hoy, ha reaccionado mejor aún. Fran García se ha convertido en otro debutante goleador y de nuevo en una jugada de estrategia se ha aprovechado de la pasividad de la defensa rival y ha hecho el sexto. Benji no ha querido ser menos y ha hecho el segundo en su cuenta particular y el séptimo del equipo para certificar la victoria. Un obús desde el borde del área que ha entrado tras chocar con el larguero.

Tras el partido, la directiva ha invitado a los presentes, tanto futbolistas como aficionados a unos aperitivos para compensar la extraña tarde en Villanueva, a mitad entre el calor de la primera mitad y la lluvia que hizo acto de presencia en la segunda.
En definitiva, última crónica del año. Al menos con una sonrisa. Primera victoria en casa desde el 2 de octubre. Esperemos que el año que viene continúe fútbol cada dos domingos en el San Blas.