sábado, 24 de marzo de 2012

El juego a balón parado disipa cualquier esperanza

CD TUGIA 4 - 1 CD VILLANUEVA
De nuevo el día que la concentración debía ser la clave, aparecieron fallos puntuales que nos condenan a dejar volar los posibles sueños de un ascenso heroico. El Tugia se aprovechó en la noche de ayer de varios errores defensivos, sobre todo en jugadas a balón parado. A pesar de que sí se demostró actitud, no hubo claridad de ideas para levantar una situación que se puso cuesta arriba ya en la primera parte. Y el resultado final no parece reflejar lo que se vio en el campo, pero sí que los locales fueron muy efectivos. 

Empezó el conjunto de Carriquí con el clásico 4-2-3-1. Raúl de inicio, Tudela, Pollo, Tigre y Tayada en defensa, Carlos y Rubio, en el doble pivote, de nuevo Seba Martos y Sergi en la línea de tres, esta vez acompañados por Benji como mediapunta, y de 9 Álvaro. 

El encuentro se presentó de poder a poder desde el inicio. Trabado. De lucha constante en la medular. Pero de nuevo el CD Villanueva entró frío. Y en los primeros diez minutos lo pagó. Una falta lateral fue el reflejo de lo que iba a ser el partido. Frank la coloca con intención al área chica, Rubio intenta despejar, pero su toque de balón acaba en el interior de la portería. Gol en propia puerta y a remar. El tanto dejó al equipo grogui. Eu se estaba convirtiendo en una muralla. E incluso el propio Frank pudo poner el segundo apenas unos minutos después. Pero poco a poco, los visitantes se fueron metiendo. Tenían más el balón y llegaban arriba. La recompensa al esfuerzo llegó. De nuevo una falta que Rubio bota al área, Xurrex duda, se le escapa la pelota, y Tayada la empala a la red. Empate. Parecía que lo más difícil se había conseguido.

Fue el mejor momento que vivimos en el partido. Tocando y en busca de un segundo gol. Hasta que otro error volvió a ahogarnos. Balón que intenta sacar jugado Pollo, le presionan, y desafortunadamente, el Tugia lo roba y monta la contra. Tres para dos y Juan que se la juega él sólo hace el segundo. A remar más aún. Entonces, se demostró la casta que echamos en falta en días como Rus. Pero ayer, cada momento de relajación se pagó caro. El ejemplo con el tercero. Aún en la primera mitad, falta muy discutida en contra del Villanueva. Todos protestan. Se colocan a defender y siguen protestando. Mientras, el balón llega a las inmediaciones de Raúl y Eu, sin marcaje, fusila de cabeza. De nuevo, más lejos de la orilla. 

Tras el descanso el equipo quiso salir a tope. Con Juampe de nuevo sustituyendo a Raúl, se intentó ir a por todas. Pero el Tugia no les dejó jugar demasiado. Cada balón que tenía que salir del banquillo local tardaba una eternidad (indescriptible la impotencia de los visitantes antes esta actitud local) y el partido se enfrió. Aún así en otra indecisión de Xurrex, pudimos acortar distancias. Los cambios entraron a intentar cambiar la situación. Navas y Nando fueron los primeros. Seba Martos tuvo en una buena jugada el segundo, pero no acertó. Los nuestros protestaron una mano en el área pealeña pero el árbitro no la pitó. Álvaro lo intentó en un par de ocasiones pero fue en vano. El Tugia por su parte, esperaba a la contra y hacía bastante daño. Frank falló un mano a mano y Juampe volvió a sacar una mano salvadora. Pero en otro córner, la puntilla. Balón que vuela e Isaac, libre de marca hace el cuarto. Los juveniles Alberto del Río y Anaya fueron el último cartucho, pero ya sin Benji tocado, poco pudimos hacer.

Decepción máxima. Ahora el tercer puesto queda muy lejos. Restan 4 jornadas en las que hay que seguir dando el todo por el todo. Tres de ellas en casa. Que al menos nos sirvan para dar tres alegrías a los aficionados villanovenses.

Alineación:
Raúl (Juampe 45'), Tudela, Pollo, Tayada, Tigre, Carlos (Anaya 75'), Seba Martos (Alberto del Río 80'), Sergi (Navas 64'), Rubio, Benji (Nando 72') y Álvaro.
Goles: Tayada