miércoles, 6 de marzo de 2013

Tarde de gloria para Muebles

UD Chilluévar 2 - 3 CD Villanueva del Arzobispo 
Tres puntos sufridísimos los que se llevó el CD Villanueva del estadio de Chilluévar. Tres puntos que de nuevo le meten de lleno en la batalla por la tercera plaza. Y tres puntos que deben colmar de moral al equipo y sobre todo a Muebles, que difícilmente olvidará el encuentro. Un hat trick espectacular suyo pudo con el esfuerzo de los locales. Un gol olímpico, una volea a la escuadra y un tanto desde el mediocampo llevaron su firma. El conjunto de Espino jugó con fuego ante un luchador Chilluévar pero al final supo sufrir y se coloca en la quinta plaza. Los de Butra se quedan como colistas en solitario. 

Un once plagado de bajas el que presentó el Villanueva pero no por ello menos competitivo que de costumbre. Choco bajo los palos, Tudela, Rubio, Pollo y Siles en defensa, Tigre y Seba  López en el centro del campo, Muebles delante con libertad, Valle y Elías en las bandas y esta vez como 9, Cachorrosca.

Los villanovenses empezaron torcidos el partido. En el minuto 1, una internada de Adry supuso el primer aviso. El extremo cazorleño avanzó hasta llegar al área pequeña y el poste, aliado el domingo, repelió su disparo. En esos primeros minutos, se notó que los locales se sienten en el albero como pez en el agua. Los visitantes en cambio, tardaron en adaptarse al terreno y al bote del balón.  Casi sin darle tiempo de reaccionar, otras dos llegadas más de los de Butra metieron el miedo en el cuerpo. Poco a poco, los de Espino se fueron sacudiendo el dominio. Las combinaciones de Muebles con Valle y Elías eran lo mejor en el aspecto ofensivo. Pero de nuevo, el Chilluévar volvió a la carga. Primero con una carámbola. Un despeje de Rubio golpeó en la espalda de Carlos e hizo una parábola que milagrosamente se estrelló con el larguero. Luego, Pedrito tuvo un rechace en boca de gol que mandó alto. La defensa villanovense estaba desarbolada. En ataque, Muebles pudo hacer el primero pero su tiro se marchó fuera. Cachorrosca también avisó con un disparo que lamió el poste. Y Valle en una contra se quedó cerca del gol. El partido había entrado en una dinámica de ida y vuelta donde nadie tocaba y todos se dedicaban al pelotazo a seguir. Ese estilo de juego beneficiaba más a los locales, que sumaron su tercer balón al palo con un tiro lejano de Pedrito. 
Pero fue el Villanueva quién golpeó primero. En un córner, Muebles se sacó de la manga un recurso genial. Cerró tanto su centro que acabó sorprendiendo a Álvaro y entrando en la portería. Gol olímpico para abrir la lata. El tanto sirvió para enfriar un poco los ánimos. Los dos conjuntos tuvieron menos ocasiones hasta el descanso y parecieron firmar una tregua conscientes de la batalla de la segunda mitad. 

Y muy pronto comenzaron los golpes. Prácticamente en el 46, el Chilluévar empataba. Contragolpe ejecutado de forma perfecta que definió Pedrito en el punto de penalti. El Villanueva se levantó casi de inmediato. Y lo hizo de nuevo gracias a Muebles. En un saque de banda en largo, el mediapunta cazó un balón a bote pronto y lo convirtió en una olea perfecta a la escuadra. Los villanovenses otra vez con ventaja. En esos instantes volvió el partido a enloquecer. Ambos conjuntos gozaron de oportunidades pero esta vez Choco y Álvaro las resolvieron a su favor. Rafilla y Pirri entraron para aportar frescura y sentenciar la contienda.  Hasta que a falta de un cuarto de hora, Muebles pondría la guinda a su tarde de gloria. Un balón dividido en el mediocampo terminó en tierra de nadie. A su búsqueda acudió Muebles, que sin pensárselo, conectó un zurdazo desde el círculo central. El obús pilló desprevenido al cancerbero local y se convirtió en el tercer tanto magistral de la tarde. 

A pesar de estar por encima del marcador, el final no sería tranquilo para los de Espino. Nando entró por Tudela para apuntalar la zaga El árbitro expulsó a Rafilla por protestar y Nono recortó distancias poniendo los nervios a flor de piel. El árbitro le anuló un gol a Tigre y el larguero impidió el cuarto tanto de Muebles. El Chilluévar empujó pero el Villanueva se aferró a la victoria con uñas y dientes. 

Y esa misma fortaleza es la que se espera para los cuatro (tres si descontamos la victoria por la retirada del Baños) de aquí a final de temporada. El tercer puesto ES POSIBLE. 
Alineación:
Choco, Tudela (Nando 77'), Pollo, Siles, Rubio, Tigre, Seba López, Muebles, Valle (Pirri 62'), Elías (Rafilla 64') y Cachorrosca. No jugaron: Juanmi y Jaime. 
Goles: Muebles 3 (35', 55' y 75')