viernes, 1 de marzo de 2013

Los mismos males de siempre

CD Villanueva del Arzobispo 2 - 2 Arroyo del Ojanco 
De nuevo, la falta de claridad de cara a gol y de nuevo, las escasas llegadas rivales que hacen falta para encajar tantos, golpea a un Villanueva que suma un empate que sabe a muy poco viendo el resto de resultados de la jornada y el juego que se desplegó. Enfrente un rival, que sin jugarse nada más que su orgullo, supo competir y aprovechar al máximo sus virtudes. 

Salía Rafa Espino con un equipo con varias novedades. La más destacada la vuelta de Choco a la titularidad y la suplencia de José Manuel. Junto a él, Tudela, Pollo, Tigre y Rubio en la zaga, Carlos sólo en el pivote, Cachorrosca y Muebles en la mediapunta, Avilés y Elías, abiertos en banda y en punta Rafilla. 

Muchas bazas ofensivas para salir valientes. Y así salieron los villanovenses. A presionar muy arriba la línea de salida de balón de los visitantes. Y fue prácticamente en los primeros dos minutos, el único momento en la primera mitad en la que los de Pajares superaron ese pressing. Lo hicieron con un córner olímpico de Marcos Caballero que se estrelló en el larguero avisaron los visitantes . Conforme el tiempo transcurría, los villanovenses se asentaron. Sobre todo por la banda de Avilés, con Tudela doblando, fue por donde más daño hacían los locales. El extremo juvenil era un diablo para Paco Pajares, que sin ayudas, no podía con los regates. Así pudo llegar el gol en varias ocasiones. Rafilla en un disparo que no esperaba y se marchó arriba. Muebles en una volea espectacular a contrapié, que Josant evitó con una parada descomunal. Carlos,  también la tuvo en un rechace parecido a una ocasión suya en Pozo Alcón y que se marcho desviada por poco. Y la más clara, la mejor triangulación de los nuestros, con Rafilla asistiendo a Cacho, y el extremo quesadeño disparando fuera en una oportunidad de las que no suele fallar. El Arroyo mientras tanto, intentaba capear el temporal buscando el contragolpe con un Borja hiperactivo tras su vuelta a la competición. Y a pesar, de su inferioridad en la primera mitad, también tuvieron en su mano ponerse por delante. Jugada trenzada por banda derecha, pared con Rulos, y Guarín lanza fuera por poco. 

Cuando parecía que nos íbamos al descanso con tablas, llegó el gol. Córner desde la derecha, balón al segundo palo y tras un rechace, Rafilla la remacha a la red. Gran alegría para nuestro 9. 

En la segunda mitad, el equipo villanovense volvió a salir dominador. El encuentro parecía controlado gracias a esa mínima ventaja. Rafilla pudo hacer el segundo pero su disparo lo volvió a repeler Josant. Perdonamos tanto, que en el primer acercamiento serio del Arroyo llegó el empate. Centro desde la izquierda, Pity controla, tira , la pelota roza en Pollo y hace imposible que llegue Choco. Quedaba más de media hora y había que levantarse. Y el equipo lo hizo. De nuevo, apoyándose en Avilés y sus internadas llegó el segundo.  El extremo villanovense dribló hacia dentro y asistió a Muebles , que tras un buen recorte sorprendió a Josant. Tras el gol, el Villanueva siguió empujando y dispuso de varias opciones para sentenciar. La más clara un cabezazo de de Rafilla que se fue a la escuadra. Pero también pudo marcar Muebles, Carlos y Cacho con sendos disparos. Pero apareció la figura de Borja. El delantero segureño se marcó una gran jugada personal, con caño incluido, se plantó ante Choco y mandó el balón a la escuadra. Imparable. Empate que por méritos de unos y otros parecía injusto. 

Ante la tesitura, Rafa decidió mover piezas del dibujo. Entraron Valle y José Manuel por Avilés y Elías, y Tigre subió su posición. Las llegadas continuaron llegando pero la falta de eficacia lastraba a los villanovenses. El último cartucho fue la entrada de Benji, el hijo pródigo que volvía tras varias semanas lesionado. Nada más entrar ya causó miedo con un disparo alto. En esos últimos diez minutos se jugó poco porque Josant perdió mucho tiempo, el Arroyo jugaba sus bazas y se conformaba con el empate. Y lo consiguió. Aunque no sin sufrimiento. En la última, ya en el añadido, un centro medido de Rubio, lo manda de cabeza Benji al palo corto. El gol se acercaba pero la alargada sombra de Josant lo evitó con una estirada que dejó a la afición con la miel y el grito en los labios. 

El desenlace deja un punto insuficiente. Ahora, tras el empate del Sabiote y la victoria del Linares e Ibros, somo sextos empatados con éstos últimos y a tres puntos de la tercera plaza. Esta semana hay que viajar a Chilluévar y ganar como sea. Si no, sería decir adiós a esta lucha.
Alineación:
Petete, Tudela, Pollo, Tigre, Rubio, Carlos, Cachorrosca, Muebles (Benji 82'), Elías (José Manuel 75'), Avilés (Valle 70') y Rafilla. 
Goles: Rafilla (45') y Muebles (65')