sábado, 10 de enero de 2015

Arce hace balance de 2014: "La marcha de villanovenses al Arroyo y al Torreperogil fue una tremenda decepción"

2014 fue un año de cambios para Alejandro Arce. Acabó la temporada como primer entrenador e inició la siguiente como máximo responsable técnico juvenil y sénior, tras unas elecciones en el CD Villanueva. De encargarse de la dirección de los benjamines y ser segundo de Casas, a tener que tomar todas las decisiones que conlleva un banquillo de una plaza complicada como el San Blas. Arce pasa revista en esta primera parte de su entrevista en Aficionado al final de la campaña pasada, a los acontecimientos vividos en el verano y a cómo se gestó la candidatura que finalmente se llevó el gato al agua en los despachos del CD Villanueva. Habla claro de la precipitación de la pretemporada y de las dificultades que surgieron para poder confeccionar una plantilla de garantías tras la marcha de varios jugadores a Arroyo del Ojanco o Torreperogil. 

 AFICIONADO: A finales de marzo se produce la dimisión de Casas, te encuentras “sólo ante el peligro” y decides finalizar la temporada en el banquillo. ¿Qué te llevó a tomar esa decisión? ¿Cómo fue el último mes de competición?

ARCE: El día en concreto que sucedió la verdad es que fue una situación demasiado rara  y lo pasé muy mal. Esa noche recuerdo perfectamente que ni dormí, y planearon muchas dudas sobre mí. Pero a partir del martes, cuando hablé con Casas y vi que no había manera de conseguir convencerlo, y que por parte de la directiva había que tirar hacia adelante,  lo único que me planteé fue pensar en el próximo partido contra el Cazorla. Me reuní con el máximo número posible de futbolistas a nivel privado para charlar con ellos y tratar de ganar el encuentro. La verdad es que la plantilla estaba muy mermada pero traté de animarles para lograr esos tres puntos y acabar con opciones la temporada, aunque lamentablemente no fuimos capaces de ello. Recuerdo  que poco a poco se fueron desvaneciendo las opciones del tercer puesto, del cuarto puesto y finalmente acabamos en la quinta posición. De las últimas cuatro jornadas solo ganamos una por incomparecencia del rival. Un último mes en el que ni tan siquiera fuimos capaces de anotar un gol, por lo que fue todo lamentable.

Aficionado: - Desde el partido de Pozo Alcón, detonante de la marcha de Casas, y a partir de Cazorla, se produjo un efecto dominó negativo en forma de sanciones, lesiones, falta de efectivos, falta de gol… ¿Cómo  encajaste todas esas circunstancias?

Arce: - A lo largo de la temporada ya lo habíamos hablado Casas y yo. La plantilla era muy corta y sabíamos que teníamos varios jugadores en el filo de cumplir ciclo de tarjetas. Eso acabó coincidiendo el día de Villacarrillo, que nos vimos apurados para tener el mínimo de licencias permitidas para estar en el campo, y de hecho convocamos a Manu Rivas, que estaba lesionado, por si acaso teníamos alguna opción de puntuar en el encuentro, que no nos quitaran los puntos. Por tanto puede decirse que cuando las cosas van mal tienden a producirse de manera aún peor y eso fue lo que sucedió. Afortunadamente nos sentimos satisfechos de poder acabar la temporada y jugar todos los partidos. Creo que eso habla bien de Villanueva aunque esos resultados finales no pudieron ser buenos.

Aficionado:- Pese a ese final de temporada tan complicado, el club decide participar en la Copa Subdelegado. Llegan refuerzos y se produce un cambio de cara. ¿Cómo se gestó esa participación copera?

Arce:- Estaba claro que en primer lugar yo no iba a continuar. Iba a probar una nueva aventura en otro sitio, lo tenía claro. Pero finalmente entre Chochi y Tudela consiguieron convencerme de que probáramos para que no se perdiera el fútbol de cara al año siguiente, ya que todos los problemas económicos que habíamos tenido durante el año iban a desencadenar que la temporada posterior no hubiera fútbol aquí. Eso era algo tristísimo y había que intentar salvar el fútbol. Para ello  había que jugar la Copa e intentar obrar el milagro. Sucedió que el Atlético Villacarrillense no jugó y reforzamos el equipo con siete chavales de allí. Yo tuve una reunión con ellos a nivel grupal. Les dije que el objetivo que tenía con ellos era simplemente que me respetaran, que fueran capaces de darme confianza y así conseguiríamos enganchar a los jugadores de Villanueva. Estoy muy contento por su incorporación al plantel puesto que sumaron mucho, estuvieron totalmente integrados, fueron contagiando a los de casa y la verdad es que fueron los momentos en los que mejor entrenamos durante la temporada.

Aficionado: - Tocó un grupo complejo con el CD La Puerta de Preferente y el reforzado CF Arroyo con Calderón y Tarra. ¿Cómo fue el devenir del equipo por la primera fase?

Arce:- Sabíamos que éramos ligeramente inferiores pero si éramos capaces de igualarnos a ellos, llegaría un momento que a través de la motivación que yo les podría inculcar podríamos conseguir la clasificación. Y llegó el último partido aquí en el San Blas ante La Puerta en el que yo veía que éramos capaces de conseguirlo. Afortunadamente ganamos el primer partido frente al Arroyo. Luego nos vapulearon en La Puerta, pero aquel día en el que todo parecía negativo, vi algunos indicios positivos- Ganamos en el Arroyo (1 – 2) y goleamos aquí a la Puerta. Y así nos metimos en cuartos donde nos tocó Los Villares CF, el máximo favorito. Creo que, a excepción de ellos y del Mengíbar, con cualquier otro equipo podríamos haber competido, pero así fue el sorteo y estoy contento porque dimos la cara pero lamentablemente no tuvimos ninguna opción.

Aficionado: - ¿Cómo intentaste motivar al equipo ante Los Villares CF, todo un Tercera División?
Arce: - Esa fue la semana más complicada porque ya se habló que Mendo iba a ser presidente y Juani entrenador, los jugadores lo vieron en redes sociales y nos descentró bastante. Traté de decirle al grupo que independientemente de lo que sucediera, nuestra obligación era dar el máximo de nuestro potencial, nos quedaban mínimos dos semanas de competición y había que disfrutarlas. Teníamos la oportunidad de hacer un buen partido aquí en Villanueva, el objetivo era ése, sumar algo para tener opciones a domicilio. Fue difícil, dimos la cara en la ida, no en la vuelta, donde la imagen no fue mala pero sí el resultado. Por tanto, pese a ser dos semanas un tanto complicadas, podemos decir que estuvimos a la altura de las circunstancias.

Aficionado:- Ya en el mes de junio empiezan a surgir los primeros rumores sobre posibles elecciones, candidaturas y diversos proyectos deportivos en torno al CD Villanueva. ¿Qué motivó tu posicionamiento en favor de Víctor Herreros en ese momento?

Arce:- La realidad es que me surgió propuesta en una y otra candidatura. Juani me ofreció ser su mano derecha en el staff técnico, pero yo, en ese momento cuando me lo ofreció, le dije claramente que me iba a ir a otro sitio. Le agradecí que pensara en mí, pero tenía tomada la decisión. Luego surgió la posibilidad de otra candidatura, los jugadores a priori apoyaban ese nuevo proyecto porque no era continuista respecto a la anterior, en cuanto a que Mendo había estado en la directiva saliente. Como la temporada había sido muy complicada, la gente no estaba dispuesta a seguir jugando aquí en esas condiciones. Por eso, como la otra opción era que se marcharan a jugar a otros sitios, pues apoyé a la otra candidatura para evitar esa fuga. Aparte era gente que conocía el día a día en el club por su experiencia como directivos en anteriores temporadas. Hubo elecciones y vencimos por 59 a 6.

Aficionado:- Pese a la abrumadora victoria de vuestra candidatura, ese no era el sentir de parte del entorno del club, que preveía una pugna electoral igualada. ¿Tú te veías en el bando ganador de cara a esas elecciones?

Arce:- Yo, a pesar de la rumorología en torno al gran proyecto de Mendo y su plantilla, veía que honestamente el día a día en el club en estos cuatro años me ha generado mucho apoyo entre los socios y creía que íbamos a ganar. Obviamente nunca imaginé que con esa gran solvencia.

Aficionado: Precisamente apenas unos días después de la confirmación en las urnas de vuestro proyecto, varios jugadores que a priori os apoyaron deciden marcharse, principalmente dirección Arroyo del Ojanco y Torreperogil. ¿Cómo encajaste aquel golpe?

Arce: - Me quedé muy sorprendido porque evidentemente sabía que tenían ofertas, igual que yo las había tenido y las había desestimado, y confiaba en que se quedaran aquí conmigo para intentar ser favoritos en lograr el ascenso a Segunda Andaluza. Intenté convencerlos, hablando personalmente con cada uno de ellos… me llevé un gran palo, fue una decepción tremenda su marcha al Arroyo y a Torreperogil. Pasé momentos de grandes dificultades porque ellos iban a ser piezas angulares de este proyecto. Entiendo su situación de que quieran crecer, quieran irse a otros lugares y contextos, puesto que yo también me lo había planteado, pero creo que ya que habíamos hecho el esfuerzo, con las elecciones de por medio, el sobresaliente apoyo del socio a la nueva junta… era una oportunidad nueva de que salieran las cosas bien pero lamentablemente como digo no pudimos convencerlos, los esperé hasta el final pero la directiva vio que ninguno iba a dar un paso atrás y tuvimos que fichar a gente de fuera.

Aficionado:-  ¿Cómo fue la búsqueda de alternativas para gente indiscutible en el plantel?
Arce:- Se fueron ocho hombres importantes. Intentamos buscar futbolistas en varios clubes. Pero entre que era bastante tarde, muchos jugadores habían dado su sí ya en otros equipos y la mala temporada anterior del CD Villanueva en el ámbito directivo… me encontré con un no tras otro no, un portazo tras otro portazo. Apostamos porque se quedaran varios de los jugadores del Villacarrillense pero les habían vendido un buen proyecto en Villacarrillo, con que iban a jugar la Copa y tendrían algunas opciones en Tercera y sumé otra segunda decepción, al ver que tampoco era capaz de subir al carro a las primeras alternativas que busqué. Finalmente Rubén Lozano fue el que se echó para adelante, se hizo director deportivo, pegó muchos telefonazos, se encontró muchos no, pero dio con algunos sí, aunque de gente muy lejana. En ese sentido, en el barómetro competitivo estoy contento con los jugadores que han venido pero su situación en cuanto al contexto económico provoca que haya pérdidas para el club por su desplazamiento y en segundo lugar que en el nivel deportivo también tengamos pérdidas en cuanto a que no tengan la capacidad de entrenar de forma habitual. Por tanto, otra temporada que se antojaba aún más complicada todavía.

Aficionado:-  Los tardíos fichajes desembocaron en una pretemporada muy corta con el primer equipo, a diferencia de otros equipos y de otros años. ¿Cómo le afectó al equipo?

Arce:- Nos intentamos incorporar al trabajo una vez finalizó el campeonato de verano. Como estábamos muy mermados de efectivos, estábamos en plena captación de jugadores, fuimos entrenando con los pocos jugadores de Villanueva que quisieron renovar más los juveniles que iniciaron su pretemporada para poder preparar la Segunda Andaluza. De manera que fue un gran hándicap porque empezamos tarde, no teníamos futbolistas, no pudimos concertar amistosos…  fuimos entrenando bastante pero sin tener rivales para calibrar nuestro nivel. Tuvimos la suerte de que en el torneo en el que debutamos, nos llevamos la victoria, competimos por encima del nivel esperado y del nivel real y encontramos un nuevo resquicio para que la afición confiase y la directiva viera que podía salir bien el proyecto.

Aficionado:-  Esas fechas coinciden también con tu nombramiento como responsable técnico de los juveniles. ¿No te pesó esa doble responsabilidad a partir de ese momento?

Arce:- Yo me entero de la idea inicial unas 48 horas antes de las elecciones del CD Villanueva. En primer lugar no lo veo muy sensato porque es una responsabilidad grande para mi persona, sobre todo para mí que quiero los mejores intereses para mi pueblo. Amador insistió, confió mucho en mí y me transmitió mucha seguridad y después de calibrarlo tranquilamente vimos que era positivo para el club poder tener la opción de contar con los chavales de manera más frecuente, sin interferencias y por tanto, nos animamos en echarnos hacia delante. La mayor dificultad la encontramos en el gran número de juveniles de primer año pero también fue un acicate para prepara a esos chavales para el primer equipo. En la vida hay que ser valientes, así cometes más errores pero también tu aprendizaje es mayor, por tanto, creo que el hecho de aceptar el reto de los juveniles provoca que cada día pueda ser mejor con los séniors, de manera que decidí aceptar y espero seguir teniendo buenos resultados con los juveniles a lo largo de la temporada y que ellos sigan teniendo minutos con el equipo sénior. 

MAÑANA COMO PREVIA DEL REGRESO DE LA COPA SUBDELEGADO PARA EL CD VILLANUEVA SEGUNDA ENTREGA DE LA ENTREVISTA CON EL BALANCE DE LA PRIMERA MITAD DE LA ACTUAL TEMPORADA