lunes, 3 de diciembre de 2012

Goleada pensando en Torreperogil


Puente Génave UD 1 - 5 CD Villanueva del Arzobispo 
Gran victoria del CD Villanueva ante un Puente Génave que acusó mucho las bajas de sus dos centrales, Espinosa y Álvaro. Tarde plácida resuelta en la primera mitad en la que después de varias ocasiones marradas, Pirri abrió la lata. Luego, los más atinados fueron Rafilla y Muebles, que con doblete goleador de ambos cerraron el resultado. Al final, el equipo local apretó los dientes  y consiguió el gol de la honra.

El Municipal de Puente Génave no es lo que era. En la previa recordábamos que uno de sus peligros era el apoyo constante de su afición. Pues bien, las diversas trifulcas que se vivieron la temporada pasada, con varias multas como castigo, han apagado los ánimos locales. Apenas 70 personas, con una decena de villanovenses entre ellos, poblaron sus gradas.

Así, en un ambiente menos hostil del esperado, se presentó el Villanueva con un once con novedades. La vuelta de Pollo al centro de la zaga, de Muebles al pivote y de Pirri y Elías a las bandas de inicio. El resto del equipo: Choco, Tudela, Campos, Rubio, Carlos, Cachorrosca y Rafilla.


A los diez segundos de partido se vieron los derroteros por lo que iba a discurrir el partido. Saca el Puente Génave de centro, presión visitante, recuperación y Rafilla que dispara dentro. El árbitro lo anuló en un dudoso fuera de juego pero sirvió para marcar el territorio. En los minutos siguientes, el Villanueva volvió a disponer de varias acciones clarísimas. Una de Elías que sacan en la misma línea, una doble para de Juanmi a bocajarro en un córner, un disparo fuera de Cacho… hasta que en la enésima ocasión Pirri acertó. Centro al área, Rafilla remata, lo para el portero y en el segundo palo, el extremo torafejo la remacha y hace su primer gol con el equipo sénior.

Corría el minuto 15 y se ponían de cara las cosas. Poco a poco, el conjunto de Espino iba llegando a las inmediaciones puenteñas que apenas podían achicar balones. En una de esas jugadas, la pelota le cayó a Rafilla, que dribló, se quedó sólo y batió a Juanmi. En 22 minutos ya con dos tantos de ventaja. A partir del segundo, los de Susi quisieron intentar avanzar líneas pero la defensa estuvo muy seria. En cambio, cada llegada visitante tenía peligro. La falta de efectividad evitó más goles hasta que en una buena jugada de Elías por banda, Muebles llegando en segunda línea la empujó a la red. De ahí al descanso, Pirri, Rafilla, Cacho y Elías se movieron a sus anchas y pudieron aumentar la ventaja pero Juanmi y el desacierto lo impidieron.

El Puente Génave, por su parte, avisó en una falta lateral. El lanzamiento bombeado terminó escupido por el larguero, y en el rechace, Paco, en boca de gol, la mandó arriba. Así se llegó al final de la primera parte.

En la segunda, los locales salieron con más mordiente. La entrada de Limón les dio más presencia en ataque y con poco que perder se quitaron la presión. El Villanueva salió menos metido y lo acusó. Ahora, la zaga tenía que estar más pendiente de despejar que de sacar el balón jugado. Aún así, Choco apenas tuvo trabajo. Por el contrario, cuando peor jugaba el Villanueva, llegó el cuarto. Jugada de Pirri que le da el pase de la muerte a Elías, éste está generoso y se la da a Rafilla, que vuelve a marcar.

El gol no enfrió los ánimos de los de Susi, que siguieron empujando con garra. Pablo adelantó su posición y con balones largos, fueron subiendo líneas. Y así comenzó el carrusel de cambios. Primero, Jaime por Pollo , por precaución pensando ya en Torreperogil. Luego Sergi por Rafilla. Después, Petete por Choco. Entremedias, el quinto. Pelota que recupera el Villanueva en tres cuartos de campo, pared y Muebles que mete la punta del pie ante Juanmi para definir. Sexto gol ya para el mediapunta villanovense en su campaña más acertada de cara a puerta. Luego, Montoya por Carlos y Nando por Pirri también gozaron de bastantes minutos.

Poco a poco, los que entraron al campo fueron cogiéndole la medida al encuentro. Y llegaron más opciones de engordar la goleada que no tuvieron éxito. El Puente Génave, en cambio, por sus ganas en la segunda mitad buscó el gol de la honra. Y lo consiguió. En el rechace de un saque de esquina, el jugador local cae y el árbitro concede la pena máxima. Limón lo tiró y Petete en una gran estirada lo paró, pero al caer se le escapó con tan mala suerte que el golpear el poste entró. Tras el tanto local, poco más a destacar en un partido en el que los goles permitieron dar descanso a futbolistas importantes de cara a la semana próxima y que todos entraran en la dinámica del equipo.

Tercera victoria consecutiva que tras el empate de Tugia precisamente en Torreperogil, nos situamos cuartos a un punto del ascenso, aunque los de Peal siguen con un partido menos. La autoestima por las nubes ante el encuentro de la jornada el próximo domingo en el Abdón Martínez perogilense. 

Alineación: Choco (Petete 68'), Tudela, Pollo (Jaime 64'), Campos, Rubio, Carlos (Montoya 70'), Muebles, Elías, Pirri (Nando 72'), Cachorrosca y Rafilla (Sergi 66')
Goles: Rafilla (2, 22' 55'), Muebles (2, 35' y 69') y Pirri (15')