viernes, 21 de marzo de 2014

La polémica marca la derrota ante el Bélmez

CD Villanueva Impulsa FS 2 - 6 Bélmez Atlético
El conjunto villanovense no pudo sumar su primer resultado positivo en Copa Federación en el primer partido en casa de esta competición. Los pupilos de Angua cayeron ante un Bélmez más efectivo que se vio favorecido por decisiones arbitrales en los momentos más igualados de la primera mitad. 
s
El partido comenzó con el Villanueva cómodos en la pista. Rumi, Tudela, Nando, Kaki y Chivo fueron el 5 inicial con Cristóbal, Juandy, Fran, Manu y Nacho como refresco. En los primeros compases, los visitantes apenas crearon ocasiones y los villanovenses se plantaron bien en el terreno de juego. Ese buen trabajo se vio recompensado con el primer gol de la contienda. En una buena jugada colectiva, Cristóbal se encargó de adelantar al Villanueva Impulsa en el electrónico. El gol sirvió de anestesia para los villanovenses que bajaron su nivel paulatinamente. Ese hecho lo aprovechó el Bélmez para subir posiciones y llegar con peligro a la meta defendida por Rumi. El árbitro castigó con varias faltas el alto nivel defensivo de los locales que intentaban aguantar el vendaval visitante. La polémica se inició con la quinta falta señalada al Impulsa. Chivo tocó el balón con la mano y uno de los colegiados le mostró cartulina amarilla. Apenas dos minutos después, una leve infracción del pívot villanovense se saldó con la sexta falta y la segunda cartulina totalmente innecesaria que derivó en su expulsión. Rumi logró parar el doble-penalty pero en su rechace, el Bélmez empató. Justo antes del descanso, el árbitro pitó una nueva falta muy discutida que terminó con la transformación del doble-penalty en el segundo tanto del Bélmez. 

En la segunda mitad, la crispación causada por las protestas al árbitro imposibilitó cualquier atisbo de remontada. Los jugadores del Impulsa no consiguieron aislarse y estuvieron más pendientes de las decisiones de los trencillas que de intentar igualar el partido. Aún así, dispusieron de varias ocasiones para empatar pero unas veces el portero visitante y otras veces el propio desacierto impidió el 2-2. En contraposición, el Bélmez se agazapó, esperó su momento y en dos buenas galopadas anotó el tercero y el cuarto. En un arranque de garra, el Villanueva Impulsa acortó distancias merced a un penalti cometido sobre Kaki que convirtió en gol Nando. Fue un espejismo porque al Bélmez no le tembló el pulso en los minutos finales, jugó con su ventaja y con el reloj y además añadió dos tantos más al marcador para cerrar el resultado en el 2-6 final. 

Este fin de semana estaban previstos dos duelos: primero el aplazado ante el Campiarenense y luego el correspondiente a la cuarta jornada copera en la visita a Bélmez. Finalmente, el duelo ante el equipo de Campillo de Arenas volvió a suspenderse en este caso por el fallecimiento de la madre de uno de los jugadores del Campiarenense. Por tanto, el Impulsa centrará sus esfuerzos en su desplazamiento a Bélmez previsto para el sábado a las 19.30 horas en Huelma.