jueves, 20 de marzo de 2014

Un empate para seguir soñando

CD Villanueva del Arzobispo 3 - 3 UD Guarromán
El CD Villanueva remontó dos goles de desventaja por dos veces y rozó una victoria épica
Partido envuelto en un halo especial que derivó por fin en la unión entre afición y equipo. El conjunto villanovense levantó en dos ocasiones una desventaja de dos goles y arrancó un empate al líder, que unido a la derrota de la UD Cazorla, le permite ocupar en solitario la segunda plaza. Montes, tras cumplir su sanción, se convirtió en auténtico protagonista con un hat trick para el recuerdo. Los de Casas, pese a su mal comienzo, lograron igualar los goles de Tato y Carpeta y tuvieron 20 minutos para lograr un cuarto gol que hubiera sido el colofón a un tarde de hermanamiento total entre la parroquia del San Blas y una plantilla que está dando el do de pecho en esta liga. 

El técnico villanovense apostó por un esquema distinto a lo habitual. Ante la posibilidad de que Romero, entrenador del Guarromán apostaste por un 5-3-2, Casas alineó un 3-2-4-1 con Pacheco bajo palos, Pollo, Chochi y Rubio como línea de tres, Tigre y Seba como pívotes por delante, una línea de cuatro con movilidad y presencia ofensiva con Muebles y Villacañas por el centro, y Valle y Elías en las bandas, y Montes como referencia en punta. El problema es que Romero cambió su disposición, sacó cuatro defensas con Kalao y Fran como laterales y el guión preestablecido no sirvió. Aún así, el CD Villanueva salió con mayor intensidad y antes del minuto 5 protagonizó una oportunidad clarísima. Un buen disparo de Villacañas recibió la respuesta de Tronchó que necesitó la ayuda del palo para salvar un gol cantado. En esos primeros compases, el Villanueva dominó la posesión, pero el Guarromán amenazó con fiereza al contragolpe. Su primer susto terminó en gol. Un balón a la espalda de la defensa lo aprovechó Carpeta, muy rápido, para batir a Pacheco. El tanto no deshizo la intención del Villanueva de acumular muchos hombres en la mediapunta y de utilizar a Montes como baza para causar el caos entre los centrales. Pero el contraataque de Guarromán volvió a ser letal. Esta vez una errónea cesión de Pollo, cuyo pase se quedó corto, terminó con Tato recuperando la bola y fusilando a Pacheco. Ese segundo sí cayó como un jarro de agua fría y el Villanueva vivió sus peores momentos del partido. El Guarromán pudo sentenciar con dos oportunidades francas que Pacheco atajó. Primero un disparo lejano de Alfonso que encontró respuesta en la estirada del guardameta villanovense y luego en un mano a mano en el que Pachecó le birló el balón a Carpeta cuando el pichichi guarromanero se disponía a anotar su segundo gol de la tarde. De ahí al descanso, el conjunto local lo intentó con dos lanzamientos de Muebles pero la presencia ofensiva del final de la primera parte fue más bien desesperanzadora. 

De cara a la segunda parte, tocaba remar para remontar a toda costa. No hubo sustituciones pero sí un cambio de actitud. Los villanovenses salieron a morder en busca de un gol que acortase distancias. Montes, muy pillo, fue protagonista de la acción que cambió el devenir del encuentro. En torno al minuto 58, y tras un penalti por manos a favor del Villanueva ignorado por el colegiado, Montes provocó la expulsión de Beren. En una acción veloz, el veterano central derribó a Montes y vio la segunda cartulina amarilla. Con la superioridad numérica tocó arriesgar. Vuelta a la defensa de tres y carrusel de llegadas a las inmediaciones de Troncho. En una de ellas, córner que bota Muebles, Tigre tira, Troncho para in extremis, pero en segunda jugada, Montes remachó a la red. Restaba algo menos de media hora para empatar y por qué no soñar con la victoria. Pero en la jugada siguiente, un nuevo mazazo. Tras el cambio de Mané por Carpeta para guardar el resultado, el Guarromán se encontró con el tercer gol. De nuevo un balón a la espalda de la zaga y Tato, escurridizo, se aprovechó para poner más diferencia en el luminoso. El golpe motivó aún más a los villanovenses que se echaron encima del Guarromán. Pollo y Tigre tuvieron que ser sustituidos por lesión, en el tobillo y la rodilla respectivamente. Sergi y Pirri les sutituyeron y el equipo empezó a carburar como al inicio del segundo acto. El empuje local, espoleados por la afición, tuvo premio. Apenas cinco minutos más tarde, Montes hacía el segundo. Esta vez tras una buena jugada por banda, que terminó en un disparo de Elías, parada de Troncho, que estuvo enorme, y de nuevo el delantero baezano aprovechó su pillería para marcar. 20 minutos por delante que se harían eternos para los visitantes. En el 72, con el júbilo de los aficionados locales, llegó el ansiado empate. De nuevo a balón parado. Muebles, en otro saque de esquina, manda un centro cerrado y Montes, muy listo, se adelantó de cabeza a la salida del portero guarromanero y completó su hat trick. La igualada aumentó los ánimos locales que se lanzó en busca de la proeza con la entrada de Manu Rivas y Avilés. 
El Guarromán se replegó y apenas dio signos de intentar llevarse la victoria. A ellos el empate les servía. Al Villanueva no. Los de Casas fueron ambiciosos y en los minutos finales monopolizaron el balón y las llegadas pero fueron incapaces de anotar el cuarto gol. El Guarromán tiró de oficio, perdió mucho tiempo y resistió los ataques de los de Casas, que al final tiraron más con el corazón que con la cabeza. Esa falta de sangre fría quizás les apartó del triunfo pero sirvió para establecer una conexión con la afición que animó y mucho. Finalmente, el balance del empate es muy positivo. El Cazorla, principal rival por la segunda plaza, teniendo en cuenta también a Linares, Arroyo o Pozo Alcón, cayó derrotado precisamente ante el Arroyo y ese resultado unido al punto logrado, permite a los de Casas ser segundos en solitario. La semana próxima, el conjunto villanovense visita un estadio maldito, La Higuerilla. Viaja hasta Pozo Alcón en uno de los desplazamientos más complicados del año en busca de una victoria que les permita seguir en la pomada. En busca de un resultado positivo, que como el épico empate ante Guarromán, les permita seguir soñando. 

Alineación: Pacheco, Pollo (Sergi 64'), Chochi, Rubio, Tigre (Pirri 64'), Seba López, Muebles, Villacañas, Valle (Manu Rivas 78'), Elías (Avilés 83') y Montes. 
Goles: Montes 3 (63', 68' y 72')