martes, 17 de septiembre de 2013

Mejor inicio imposible

CP HUELMA 0 - 3 CD VILLANUEVA DEL ARZOBISPO

 Pocos se imaginaban un debut tan bueno. 0 a 3 fuera de casa y encima con el agravante de permanecer en inferioridad numérica durante 85 minutos. Ese guion fue el que escribió de forma magistral el CD Villanueva en Huelma donde, gracias a su acierto a balón parado y el esfuerzo defensivo de todo el equipo, se trajo los tres primeros puntos de la temporada. 

El primer partido de liga siempre es complejo. Para afrontarlo con garantías, Casas apostó por un once valiente. Pacheco en portería, Pollo y Rubio en los laterales, Seba y Tigre en el centro de la zaga, Martos y Óscar como mediocentros, Villa y Avilés en las bandas, Manu con libertad y Montes como referencia. 


En los primeros instantes se intentó jugar la pelota y llegar con un buen número de futbolistas al ataque. Pero todo cambió en apenas cinco minutos. En un balón en profundidad con el delantero en posible fuera de juego, se plantó ante Pacheco y éste le derribó. Penalti y expulsión. El panorama se ennegrecía por momentos. David, sin apenas calentar, entraba en escena por Avilés, que tuvo que ser sustituido. Y lo hizo con buen pie. Acertó la intención del lanzador huelmense y paró la pena máxima. En el rechace no estuvieron acertados y continuó el 0 - 0. Esa jugada subió los ánimos visitantes que no notaron en exceso estar con uno menos. En cambio, el equipo se vino arriba. Y fruto de ello, llegó el primer gol. Tras varias intentonas, el conjunto villanovense consiguió una falta al borde del área. Manu Rivas la ejecutó brillantemente por encima de la barrera y quitó las telarañas a la escuadra. Explosión de rabia de todo el equipo. 

En los minutos siguientes, Manu estuvo a punto de marcar pero no llegó su cabeza no llegó a impactar con la pelota. Tan noqueados dejó el tanto al equipo de Juan Vico, que diez minutos después del primero, llegó el segundo. De nuevo a balón parado. Falta lateral que Rubio botó al área. El balón se paseó, dio en el poste, y Manu, atento, fusiló al cancerbero. La ventaja siguió dando alas a los pupilos de Casas que pudieron hacer el tercero en acciones de Villacañas y Montes. En los instantes finales de la primera mitad, el Huelma empezó a animarse en ataque. Avisó en un par de ocasiones con bastante peligro pero David se mostró muy seguro bajo palos y mantuvo su portería a cero.

Tras el descanso, unos salieron en busca de engancharse al encuentro y otros a por la sentencia. Llegó lo segundo. Otra falta escorada, otra vez Rubio como protagonista. Pese a que lo normal era un centro, el lateral zurdo chutó a portería y sorprendió al guardameta local que no tuvo su mejor tarde. Apenas 50 minutos y 0 - 3 en el marcador. A partir de ese momento, el ambiente se enrareció. El Huelma subió su agresividad y David tuvo que volver a aparecer. Hasta con la cara sacó el portero villanovense un disparo. Pese al empuje local, la zaga y en general todo el equipo fue generoso en el esfuerzo. Tanto que poco a poco, el míster villanovense oxigenó con los cambios. Entraron Chochi y Tudela para echar una mano en mediocampo y tapar los posibles huecos que provoca el cansancio. Después llegó la lesión de Tigre y Montes, que acabaron tocados, y Sergi y Siles ocuparon su lugar. En esos minutos finales, el Huelma siguió intentándolo pero abusó del balón largo.  En esa tesitura, la defensa villanovense se movió muy bien y desesperó a los delanteros, sobre todo a Agudo que acabó enfadado y expulsado. A la contra pudo llegar el cuarto, pero el marcador ya no se movió. 
Por tanto, primeros tres puntos y sensaciones muy positivas. La semana que viene, debut en el San Blas ante la UD Chilluévar con el objetivo claro de enlazar la segunda victoria consecutiva. 

Alineación: Pacheco, Pollo, Tigre (Sergi 77'), Seba López, Rubio, Martos, Óscar (Chochi 63'), Villacañas, Avilés (David 5'), Manu Rivas (Tudela 68') y Montes (Siles 80'). 
Goles: Manu Rivas 2 (19' y 29') y Rubio (50')