sábado, 10 de mayo de 2014

Rubio, preseleccionado en el Once Ideal de la Provincial

El lateral zurdo del CD Villanueva del Arzobispo, José Antonio Robles, "Rubio", ha sido designado por los entrenadores del grupo 2 de Primera Provincial como el mejor lateral izquierdo de la categoría. La elección se ha realizado en el contexto de la votación del Once Ideal que anualmente organiza el Diario Ideal y Ser Deportivos Jaén en colaboración con los técnicos de todos los equipos de la provincia. Por tanto, el villanovense peleará por un puesto en el once definitivo con el mejor carrilero del Grupo 1, que en este caso ha sido Cata, del CD Alcalá Enjoy

Para lograr un hueco en el Once Ideal de la Primer Provincial, podéis votar a nuestro paisano a través del enlace que ha preparado el Diario Ideal en su página web. (Se puede votar una vez al día). Rubio comparte alineación junto a varios de los jugadores más destacados del grupo. El once está formado por Troncho (UD Guarromán) en la portería, Mané (UD Guarromán) como lateral derecho, Chili (CD Beas) y David (Linares CF 2011) como centrales, Rubio (CD Villanueva) como lateral izquierdo, Matilla (UD Cazorla) y Poblaciones (Arroyo CF) como mediocentros, Borja (Arroyo CF) como extremo derecho, Tato (UD Guarromán) como extremo izquierdo y Zubi (UD Cazorla) y Pichi (CD Santisteban) como delanteros. El mejor entrenador para sus compañeros de gremio ha sido Juan Díaz, "Juanitillo", de la UD Cazorla.


Su presencia en el once supone un premio a la notable temporada realizada por el lateral villanovense, como ya ocurriera el año pasado con Cachorrosca, que finalmente entró en el once con 1324 votos. Rubio, como viene siendo habitual desde la campaña 2011/12, ha sido indiscutible en la flanco zurdo de la zaga. De hecho, es el segundo jugador más utilizado hasta el momento con 2.303 minutos repartidos en 27 encuentros, de los que ha sido titular en 26 y ha sumado un gol. A sus 19 años, Rubio ya es uno de los puntales de la plantilla y en su primer año como sénior ha confirmado las expectativas que venía augurando desde sus inicios junto a la generación de los ascensos (ha logrado subir de categoría desde benjamines hasta juveniles). 

La noticia le pilló por sorpresa, ya que no se lo esperaba. "Lo primero que me vino a la cabeza es que era mentira pero cuando me lo confirmaron pensé que era algo muy bueno y que ante mis dudas, puedo aspirar a algo más". El galardón supone un honor y una motivación más de mejora para el lateral villanovense. "Yo nunca había pensado llegar ahí y me sirve como una ilusión más. Ahora estoy muy centrado en mejorar físicamente y quiero crecer más como futbolista". Pese a ser un fijo tanto para Casas como para Arce durante todo el año, Rubio no se conforma y hace autocrítica en su balance de la campaña. "La valoración que hago de mi temporada no es muy buena, pero con este emotivo premio, me doy cuenta de que puedo dar más de mí mismo y que tengo seguir trabajando para mejorar aún más". Mientras tanto, en el epílogo del curso futbolístico su último deseo es "acabar con un buen sabor de boca en la Copa Subdelegado y dar mi agradecimiento a los entrenadores que han apostado por mí".