martes, 27 de noviembre de 2012

Remontada heroica en el San Blas

 CD Villanueva del Arzobispo 2 - 1 Linares CF 2011
Épica. A ella tuvo que apelar el CD Villanueva para sacar los tres puntos ante el Linares CF 2011. La máxima de Helenio Herrera: "se juega mejor con diez que con once", se hizo patente por partida doble. El equipo de Espino, por debajo en el marcador por un gol de risa, se levantó con sólo nueve jugadores en el campo gracias a la lucha, la testiculina y la inspiración final de Choco. Punto de inflexión que debe servir para unir el vestuario. Botón de muestra de que no hay que dar por perdido nada.

Empezó Rafa con muchas novedades por las bajas. Choco, repitió en la portería. En defensa Rubio y Tudela en los laterales, y en el centro una improvisada pareja formada por Campos y Seba López. En la medular, dos pivotes, Carlos y Tigre tras la vuelta de su sanción. En las bandas Valle y Cacho, en la mediapunta Rafilla y arriba Benji.

En cuanto al Linares, con el morbo sobre la vuelta de Seba Martos en el ambiente, la altura parecía una ventaja desde el inicio. A pesar de eso, el equipo de Gaby comenzó intentando jugar el balón por abajo. La batalla en el mediocampo era cruenta. El partido tuvo un inicio aturullado. Ya desde el primer momento, el árbitro puso el rasero muy bajo y en apenas 10 minutos Tigre y Mané ya habían visto una cartulina amarilla. Igualdad que nadie era capaz de desnivelar en el típico encuentro en el que las defensas son superiores a los ataques. Sólo un error en cada equipo. En los visitantes, un fallo de Migueletes tras un balón largo de Campos dejó a Rafilla sólo. El delantero quesadeño se precipitó con una vaselina que tenía intención pero que salió fuera por poco. Fue la mejor ocasión en la primera mitad. Y en los locales una situación de impotencia. En una jugada sin aparente peligro, Campos controla, cede el balón a Choco por la presión rival y nuestro portero le pega al aire. El balón entra llorando y enciende la alegría de los mineros. A pesar del fatídico tanto, el Villanueva siguió intentándolo en esos minutos antes del descanso sin demasiada suerte. Sólo las jugadas a balón parado en ambos equipos llevaban peligro a las áreas pero sin ser suficiente para un público villanovense que crecía en número con el paso de los minutos. 

Tras el descanso, el Villanueva tenía que cambiar la dinámica. El Linares CF se sentía cómodo con la ventaja mínima, intentaba jugar la pelota y buscar una contra. Por más que lo intentaban, los atacantes del CD Villanueva  no conseguían meter miedo. En cambio, lo que se apoderó del equipo fue la desesperación. En un contragolpe del Linares, Tigre cortó la jugada en falta y el trencilla no dudó mostrándole la segunda tarjeta de la tarde. Muy rigurosa. Los árbitros le han cogido la matrícula al mediocentro villanovense al que no le perdonan ni una. El problema se acrecentó porque en las protestas, el colegiado también decidió mandar a la caseta a Valle. De un plumazo el Villanueva se quedaba con nueve. restaban 35 minutos y tenía que remontar el 0 -1. 

Rafa intentó reestructurar el equipo sacando a Muebles por Rafilla para aportar presencia en el mediocampo. Pero apenas cinco minutos después, debió pensárselo y decidió arriesgar. De perdidos al río. Sustituyó a Tudela por Elías, dejó defensa de tres y la apuesta le salió redonda. El Linares, a pesar de su manifiesta superioridad, mantenía la posesión pero sin mordiente en ataque. El Villanueva por su parte sacó a relucir la casta. Benji, Cacho y Elías peleaban con los centrales cada balón largo. Carlos, que se multiplicó en el mediocampo, apagaba cada posible fuego. La afición se encendió con la ambición del equipo. Empezaron a animar a muerte. Para darle más heroicidad a una posible remontada, Benji se tuvo que retirar del terreno de juego lesionado por el juego duro visitante. Sergi entró por él para seguir oxigenando la zona central. Y llegó la primera ráfaga de inspiración. Balón largo, Elías la controló, avanzó y disparó seco y abajo. Juan Antonio apenas pudo rechazarlo, y Cacho muy atento la remachó. Locura en el San Blas. El gol hizo ver que con fe todo es posible. Los linarenses  empezaron a ponerse nerviosos. Los nueve espartanos que quedaban en el campo se hicieron gigantes. Cada pelota la ganaba el Villanueva y los grutos de ánimo surtían efecto. Y llegó el segundo. Otro centro largo lo luchó con todo Cacho, la cedió a Elías y éste la cruzó al palo largo. Golazo. De nuevo éxtasis con el Infierno Blanquiazul en plena ebullición. Elías sacó toda su rabia en la celebración. Ese es el Elías luchador y participativo que queremos ver.

A pesar de la euforia, diez minutos de agonía por delante. El Linares tenía que arriesgar. Y entonces apareció la figura emergente de Choco. El portero juvenil se convirtió en el salvador con dos acciones magistrales. Primero sacando una mano clave a contrapié a un disparo ajustadísimo de Rubén Pumuki. Luego con una palomita descomunal en un cabezazo que buscaba con intención la escuadra. La inferioridad colocó a Sergi de improvisado lateral derecho durante unos minutos y el Villanueva resistió. Incluso en el desorden visitante pudo marcar más goles. Muebles con un fuerte tiro, Rubio de cabeza y Elías en un rechace pudieron aumentar la ventaja. El temor se apoderó de los locales cuando en uno de los innumerables centros en busca de Migueletes, el balón acababa dentro de la portería de Choco impulsado por la cabeza de Campos. El línea lo vio claro y pitó falta del delantero. Hubiera sido demasiado castigo contra una hazaña.

Nando salió muy al final para sumar en defensa y hacer frente a los ataques desesperados de los mineros. Bendita resistencia. Al final las trifulcas rabiosas de los visitantes dejaron correr el tiempo hasta que el árbitro decidió poner fin a un encuentro que quedará en la retina de la afición. 

Tres puntos ganados desde la actitud. Desde la solidaridad en el esfuerzo. Esa es la línea a seguir. 

Alineación:
Choco, Tudela (Elías 62'), Seba López, Campos, Rubio, Carlos, Tigre, Cacho (Nando 87'), Rafilla (Muebles 55') y Benji (Sergi 70') 
Goles: Cacho (75') y Elías (81') 
Incidencias: El árbitro expulsó a Tigre y a Valle en el minuto 55