lunes, 15 de octubre de 2012

Un punto que sabe a poco

Atlético Villacarrillense 2 - 2 CD Villanueva del Arzobispo 

Sensación de que falta algo. Eso es lo que se siente tras el empate de la mañana de ayer. El Villanueva no da con la tecla para resolver los encuentros y poco a poco los puntos se van escapando. Y eso que viendo el desarrollo del partido, las tablas no son del todo malas. Un punto fuera de casa siempre es importante. Pero se pudo ganar tras remontar el gol de Mario y perder en los últimos diez minutos dos puntos es algo que deja un  poso  de decepción en  lo que dio de sí el derbi. 


Empezaron los dos conjuntos con las espadas en alto. Los locales colocaron como en Peal a Alberto en el mediocampo con Pepe Fortuna como lateral derecho, Chaves sustituyó al sancionado Chico y Miralles apostó por el cuarteto Luismi - Mario - Manu y Jero dejando en el banquillo otras opciones como Poloño o Pajarito. La principal novedad fue la presencia de Juanka en la puerta en relevo de Sergio Mota, titular hasta la fecha.  El CD Villanueva por su parte introdujo alguna variación con respecto al viernes. Tigre volvió al lateral derecho por Tudela, Seba López a ocupar el puesto de pivote y Juli dio descanso a Rubio de inicio, tras su partido con los juveniles. Lo demás, igual que ante el Torreperogil. 

En los primeros minutos, el Villanueva intentaba obtener el dominio de la medular. Pero el Villacarrillense era más fiero. De hecho cuando apenas había habíamos llegado al minuto 5 ya habían gozado de una ocasión clarísima. Disparo de Jero que a duras penas repele Petete y el rechace a puerta vacía le queda a Manu, que sin esperarlo y con su pierna mala lo manda al poste. El encuentro tenía tensión. Cada balón se luchaba como el último. Y eso impedía ver un juego vistoso. Sólo fogonazos en ambas áreas. Otro que pudo entrar fue un mal despeje de Campos, que Petete no acierta a parar y termina fuera de milagro. Los visitantes generaban peligro principalmente a través de los desmarques en profundidad de Rafilla y Valle pero tampoco le generaban mucho trabajo a Juanka. 

Así, hasta que llegó el momento que detonó un giro en el partido. Balón largo, Manu lo baja, le llega a Mario que desde fuera del área, y sin oposición, no se lo piensa y manda un obús a la escuadra. Petete se estira en vano. El gol puso las pilas a los de Espino que veían como de nuevo se escapaba una oportunidad de dar un golpe en la mesa. Y reaccionaron instantáneamente. Un minuto después, el mediocampo triangula, Muebles ve el pase interior a Cachorrosca que se desmarca bien y supera a Juanka con una efectiva vaselina. De nuevo igualdad. Las dianas abrieron más la lucha. Los dos equipos se quitaron las ataduras. El Villacarrillense gozó de dos ocasiones más antes del descanso. Primero una falta muy bien botada por Manu que salvó Petete y luego un mano a mano que erró Jero. El Villanueva caía demasiado en la precipitación con el balón en los pies y parecía que el final de la primera mitad le vendría bien. 

El oxígeno cogido en el vestuario le sirvió de mucho. Nada más salir, un par de ataques enseñando los dientes. Y en el tercero, cesión a su favor en una esquina del área chica. Seba López toca en el libre indirecto y Muebles más colocado que fuerte, hace el segundo por uno de los escasos huecos que dejaba la nutrida barrera. Faltaba mucho pero con la ventaja en el marcador , el Villanueva parecía poder resguardar el resultado. 

Viendo como se estaba desarrollando los acontecimientos, Miralles miró al banquillo. Pajarito y Poloño salieron para buscar empatar. Rubio , en el otro bando, salió por Muebles tocado, para aportar fortaleza en el centro del campo. El árbitro que acumulaba un fallo tras otro para ambos equipos seguía a lo suyo. El Atleti se volcó mientras el Villanueva esperaba a la contra. Primero a Jero le anularon un gol por falta. Luego Pajarito llevo el miedo a la grada con una volea alta. Y a la tercera llegó el empate. Centro al área, José Manuel no acierta a despejar y Poloño muy pillo en el segundo palo se adelanta a Juli y bate a Petete que no reaccionó a tiempo. 

Ante el golpe inesperado, los dos conjuntos no se conforman con un punto. Taty en una salto termina lesionado cuando el entrenador local ya había sacado a Pery y a Dieguito. Decide acabar con diez. El Villanueva entonces se lanza en busca del gol. Seba López manda al palo una falta que el colegiado anula por falta en la barrera de Campos. En el último minuto, en otra falta lateral, Tigre remata al poste y Campos no atina a remachar su rechace. Fue un ejemplo de la falta de puntería del equipo en este inicio de campaña. 

Tras el final del partido, la sensación de poco premio. El CD Villanueva necesita un impulso y ganar de nuevo para  hacer regresar la confianza. Dos puntos de nueve en los tres últimos partidos es un balance pobre. La semana que viene recibimos al Sierra del Pozo ya con Carlos y aún con Tigre porque el Comité de Competición no se reúne esta semana. Hay que dar un vuelco a la situación.