martes, 23 de octubre de 2012

Tres puntos que saben a gloria

CD Villanueva del Arzobispo 2 - 1 UD Sierra del Pozo 
Volvió la victoria. Esa sensación del trabajo bien hecho. Y sobre todo la de los tres puntos en el zurrón. Y no fue fácil para un Villanueva que tuvo que remontar ante una UD Sierra del Pozo que se mantuvo muy seria en la primera mitad y que en la segunda, a pesar del dominio local, no le perdió la cara al encuentro. Y eso si tenemos en cuenta las bajas de Kanú y Rubén hay que destacarlo.


Se presentaba el conjunto que dirige Rafa Espino con las principales ausencias de Benji, Elías y Seba López. Aún así, equipo muy competitivo en cancha. Petete en la puerta, la defensa más asentada hasta el momento con Tigre, José Manuel, Pollo y Rubio, la novedad en la medular de Carlos al lado de Pisto, Muebles un poco más adelantado como enganche, Cacho y Valle en los costados y arriba Rafilla. 

Desde el inicio, los dos equipos se mostraban sin demasiadas ideas. El balón deambulaba todo el tiempo en el mediocampo sin un dominador claro y el voleón era el recurso más utilizado. El Villanueva llegaba sobre todo por la banda de Cacho, el más activo en los primeros 45 minutos. Sus disparos lejanos fueron lo más destacable en ataque. El Sierra del Pozo, con un resguardado 4-5-1, esperaba atrás y dejaba la responsabilidad ofensiva a los destellos de Jodeño y Baban. Justo antes del descanso parecía el mejor momento local. Carlos se multiplicaba en el centro del campo y llegaron dos ocasiones seguidas que ni Rafilla ni Cachorrosca pudieron materializar. Pero como el fútbol es contradictorio, lo que llegó fue el tanto del Sierra del Pozo. En una jugada sin aparente peligro, José Manuel cede demasiado corto a Petete, Baban se adelante, lo regatea y pone a su equipo en ventaja. Minuto 45. Gol psicológico. Descanso. 

La reacción necesaria la buscó Rafa en Mela. El extremo sustituyó a un renqueante Muebles (por sus problemas en una costilla) y su cambio llevo a Cachorrosca a la mediapunta. El juego del Villanueva mejoró a pasos agigantados. Aunque quizás tuvo mucho que ver en ello, que en el minuto inicial de la segunda mitad, los villanovenses devolvian el golpe. Jugada de Cachorrosca que se queda ante Raúl, el cancerbero la para, pero Rafilla empuja el rechace a las mallas. Empate. Por delante, un mundo. El subidón emocional contagió a todo el conjunto que poco a poco fue adelantando líneas. Comenzaron a  llegar las oportunidades más claras. Rafilla muy activo tras su reencuentro con el gol no acertó en una vaselina y en un centro que se marchó fuera por poco. Valle y Mela percutían constantemente por las bandas y generaban mucho peligro.  El paso de los minutos  y el ver que la diana no llegaba estaba poniendo nervioso al personal. Fruto de ello el Sierra del Pozo se desmelenó un poco al contragolpe aunque Pollo, en un partido soberbio, sacó las castañas del fuego. En el 25, la jugada polémica. Disparo de Cachorrosca que repele el palo, se pasea por el área chica, Rafilla y Raúl luchan, parece que entra pero el árbitro no lo da. Gol fantasma. Pero inmediatamente después, el propio Rafilla se interna en el área y le derriban. Penalti. Para añadir más incertidumbre al asunto, tras marcar, el colegiado manda repetirlo porque Valle se ha metido antes de tiempo. Rafilla no duda, repite el mismo lanzamiento y vuelve a marcar. 

Faltaban veinte minutos que en los que no sucedieron grandes cosas. El Villanueva se dedicó a administrar su ventaja, se dosificó más y aunque el Sierra del Pozo lo intentó, estuvo más cerca el tercero que el empate. Al final, salió Nando para oxigenar un poco y que Rafilla fuera ovacionado y de esta manera el conjunto villanovense se lamía sus heridas tras sumar la semana pasada sólo 1 de 6 posibles. 

Ahora a sumar fuera de casa donde de momento el equipo no conoce la derrota. Una victoria ante el Arroyo (se jugará en La Puerta por las obras en el campo de San Lázaro) sería clave para asentarse definitivamente en los puestos altos. Lo veremos el próximo domingo a partir de las 17.30. 

Alineación: Petete, Rubio, José Manuel, Pollo, Tigre, Carlos, Pisto, Valle, Cachorrosca, Muebles (Mela 46') y Rafilla (Nando 88`)
Goles: Rafilla (2, 46' y 69')