jueves, 30 de junio de 2011

Nacho campeón de la Copa Diputación Juvenil

Por fin una alegría en un año complicado. El Real Jaén no ha pasado buenos momentos esta temporada. Al final hay buenas noticias y van a conseguir saldar su deuda con la AFE y además contar con el apoyo del jeque malagueño. Pero durante todo el año la precaria situación ha afectado a las categorías inferiores. Y sobre todo empezando por el equipo juvenil de División de Honor. Un conjunto que se ha visto muy mermado desde el principio y que se ha encontrado con un descenso muy duro. En esa plantilla ha tenido un peso importante un villanovense: Nacho. Ya hablamos hace poco en la previa de la final del año del Real Jaén (Andadura en la Copa ). Ahora toca felicitarles.
El pasado sábado en Valdepeñas se alzaron con la Copa Diputación. Eran los máximos favoritos a pesar de contar con un rival de postín, el Atco. Porcuna. Que además tiene una gran afición que se desplazó hasta el lugar de la cita.
Nacho no empezó de inicio. En los dos últimos encuentros, Rafa Ortega no ha contado con él para el once titular. Pero si en la vuelta de las semis fue clave, en la final también tuvo su parte de protagonismo.

En los primeros diez minutos se notó el miedo a perder de ambos equipos. El Real Jaén se dedicaba a tocar, sobre todo en su campo y el Porcuna esperaba agazapado. El equipo capitalino monopolizaba la posesión pero no creaba excesivo peligro. Hasta que en una jugada aislada el conjunto de Rafa Ortega se puso por delante. El portero del Porcuna realizó un despeje precipitado y Moi se aprovechó haciendo el primero.  Corría el minuto 20. De ahí hasta el descanso, el Real Jaén se centró en controlar el balón y no perder su ventaja. Para ello, el míster echó mano de Nacho que entró en escena en torno al minuto 35. El Porcuna lo intentaba pero no acababa de perforar la defensa jiennense.

Al inicio de la segunda mitad, el Real Jaén volvió a poner tierra de por medio. Gran jugada personal de Nacho, que dribla a varios defensas y le deja en bandeja el gol a Cristian. El delantero, que no había estado muy acertado, no perdonó e hizo el segundo.  El Porcuna entonces se vino arriba y apenas unos minutos después se reenganchó a la final. En una acción dentro del área, Edu cometió penalti y vio su segunda cartulina amarilla. A Caballero, mediocentro porcunero no le tembló el pulso y metió a su equipo en el partido.
Con uno menos y mucho tiempo por delante, el Jaén dio un paso atrás para esperar a la contra. Juanma, su guardameta respondió bien a las llegadas de su rival y sólo tuvieron más peligro tras la segunda expulsión en su contra de la mañana. Otra vez doble amarilla, ésta vez para Alberto y sólo 5 minutos por delante. Consiguieron resistir con 9 hombres y con el pitido final llegaron las celebraciones. Al fin, sonrisas en el Real Jaén.
Para nuestro paisano, esta final supone "acabar mi etapa juvenil con un muy buen sabor de boca. Después de un año muy difícil el título nos da confianza para seguir adelante a pesar del gran palo que ha supuesto para todos bajar de División de Honor". Ahora empieza la etapa más complicada en el fútbol. La senior. Suerte.