miércoles, 23 de octubre de 2013

La táctica del portero-jugador pasa factura al CD Villanueva Impulsa

CD Villanueva impulsa 3 - 9 Atlético Vilches
Buen encuentro del CD Villanueva Impulsa de fútbol sala ante el Atlético Vilches en el que el riesgo del portero - jugador esta vez lastró al equipo e impidió obtener un mejor resultado en la tercera jornada de liga. Pese a la derrota, el equipo que dirige Angua sigue mostrando visos de mejora partido a partido. 
En la cita ante el conjunto vilcheño, también debutante en la categoría, Angua contó con 9 futbolistas: Manu y Rumi bajo los palos y como jugadores de campo, Chivo, Nacho, Nando, Sergi Tudela, Montoro, Juandy y el debutante Kaki, uno de los refuerzos más esperados. Los villanovenses, que estrenaron las nuevas equipaciones, comenzaron a todo trapo. Con un inicio arrollador, el CD Villanueva Impulsa se puso con ventaja merced a un tanto de un acertado Chivo. El equipo visitante se quedó grogui y sin tiempo para reaccionar encajó el segundo de Chivo ante la alegría de la afición local que aumentó en número respecto a la jornada 1. 

Pese a la desventaja, poco a poco, el Atlético Vilches se rehizo. Muy atinado en ataque consiguió empatar también con dos dianas consecutivas. en las que la defensa villanovense estuvo descolocada. Justo antes del descanso, en una buena acción vilcheña, lograron el tercero y marcharse con ventaja al vestuario. 

En la segunda parte, el CD Villanueva Impulsa volvió a tomarle el pulso al partido. Vivieron sus mejores minutos y dispusieron de las ocasiones más claras del encuentro con dos balones al poste y una gran acción del guardameta visitante. El equipo de Angua perdonó el empate y lo pagó bien caro. Cuando mejor estaban jugando llegó el 2-4. El equipo no se recuperó bien y los vilcheños hicieron el quinto a falta de doce minutos. Ante la difícil situación del partido, Angua decidió sacar portero-jugador. A diferencia del partido ante Jódar, ésta vez la táctica no salió bien y el Vilches se aprovechó para aumentar la cuenta con el sexto, el séptimo y el octavo tanto. Ante la goleada, Angua volvió al sistema normal y Kaki consiguió acostar distancias. Muy al final llegó el noveno gol vilcheño que cerró la contienda. Resultado demasiado abultado para lo que se vio en el Pabellón villanovense pero nueva experiencia para un equipo que continua dando sus primeros pasos en este deporte. 

La próxima cita será el domingo 27 de octubre en el pabellón del Espeluy FS (17:30 horas).