lunes, 10 de febrero de 2014

La lluvia y el barro tampoco frenan al CD Villanueva

CD Arquillos 1 - 4 CD Villanueva
Los villanovenses cosecharon una trabajada victoria en Arquillos
Suma y sigue el conjunto villanovense. Ayer protagonizaron un nuevo triunfo a domicilio (y van cinco esta temporada) pese a las condiciones climatológicas y a la garra de su rival, el CD Arquillos. El diluvio caído en la tarde de ayer no impidió a los pupilos de Casas tirar de oficio para remontar el gol arquillero y sumar tres puntos que les mantienen en puestos de ascenso.


Lluvia, frío y un terreno de juego lejos de sus mejores condiciones por las inclemencias meteorológicas. Eso fue lo que se encontró el CD Villanueva a su llegada al estadio arquillero. Asaltaron las dudas a ambos equipos y al trío arbitral sobre si disputar o no el encuentro. Finalmente, los jugadores decidieron jugar para evitar un nuevo desplazamiento en una fecha que quizás no beneficiaría a nadie. Los villanovenses hicieron un calentamiento express y se mentalizaron para lidiar una lucha sin cuartel. El albero encharcado estrechó la diferencia técnica entre el segundo y el penúltimo en la tabla y las ganas de venganza por la sonrojante goleada de la primera vuelta añadió picante al duelo.

José Manuel Casas apostó por un once sin delantero puro. Con la baja de Montes y la primera suplencia de la campaña de Manu Rivas, decidió alinear a Pacheco, Pollo, Chochi, Seba López, Rubio en la zaga, Tigre, Sergi y Villacañas en la medular y en ataque, Elías, Valle y Muebles. En el banquillo, paraguas y chubasqueros para soportar el fuerte aguacero.

El terreno de juego  propició numerosas ocasiones en un área y otra. Elías avisó primero pero no atinó ante Chus. El Arquillos dio el primer susto en una acción a balón parado. Antes del cuarto de hora, llegó la lesión de Pacheco. En un balón colgado a su portería, el cancerbero villanovense chocó con un delantero rival y tuvo que ser sustituido por David, que apenas pudo calentar. Sin tiempo para que David cogiera ritmo, Miguel puso por delante a los suyos. Controló al borde del área y a la media vuelta se sacó un disparo cruzado que sorprendió al portero argentino. Tocaba remar a contracorriente de nuevo. Tras el tanto, apareció el mejor Villanueva que dispuso de varias oportunidades para empatar. Rubio de falta obligó a Chus a lucirse. Chochi, en un rechace, también estuvo cerca de empatar. Elías, Valle y Muebles merodearon el arco de Chus con peligro pero sin suerte. El Arquillos por su parte, resistió pero también se estiró en ataque. De hecho, Chochi tuvo que salvar bajo palos el que pudo ser el segundo gol local y que hubiera puesto cuesta arriba el partido. En ese toma y daca en el que andaba el encuentro, el CD Villanueva sacó tajada. A la contra, tras un gran pase de Muebles, Villacañas fusiló a Chus tras empalar un balón desde fuera del área. El tanto sentó mejor a los villanovenses que siguieron empujando hasta que en el tiempo añadido logró darle la vuelta al marcador. En un córner, Elías peinó y Tigre, atento, cazó y remachó a la red desatando la locura visitante bajo un manto de agua. 

En el inicio de la segunda parte, el tiempo no mejoró. El agua siguió cayendo y empapando a los jugadores y los pocos valientes aficionados que se dieron cita. El Arquillos estuvo a punto de empatar en los primeros compases, pero Juli no acertó ante David. El técnico villanovense buscó nuevas alternativas introduciendo a Pirri en el campo. El Arquillos se fue diluyendo y el Villanueva lo aprovechó para sentenciar. Villacañas tuvo el tercero en un mano a mano pero Chus salvó a los suyos. En el saque de esquina posterior botado por Muebles, Chochi se elevó y anotó el tercero de cabeza. Se vivieron entonces los mejores momentos visitantes, coincidiendo con la lesión del portero local, que tuvo que ser sustituido. Muebles buscó su gol con un lanzamiento lejano pero se estrelló en el larguero. En cambio, unos minutos después, fue generoso dando su tercera asistencia de la tarde a Villacañas, que empujó la pelota ante la oposición de la zaga arquillera. Con el encuentro sentenciado, Tigre se lesionó y Tudela ocupó su lugar delante de la defensa. El Arquillos intentó maquillar el marcador y protestó un posible penalti pero el árbitro no lo señaló. A falta de siete minutos, gran parte iluminación del campo, que ya había dado signos de fallo, se apagó. Siguieron jugando unos minutos hasta que el árbitro dio el partido por finalizado, justo cuando Manu Rivas y Jaime se preparaban para jugar los últimos instantes. 

El pitido final supo a gloria tras una tarde de perros. Ante la imposibilidad de "jugar bonito", el CD Villanueva se puso el mono de trabajo, se adaptó al contexto y venció. Ni la lluvia ni el barro frenaron a un equipo que semana a semana demuestra que es un equipo con mayúsculas. Tres puntos más que acercan al Villanueva al liderato de forma momentánea, ya que el Guarromán no pudo disputar su partido en Chilluévar. Pero lo importante es que el triunfo sirve para mantener la segunda plaza y alargar la racha de jornadas sin conocer la derrota a nueve. La semana que viene tocará refrendar esta victoria a domicilio con un buen resultado en casa ante el CD Santisteban. La goleada sufrida en la ida (4-0) seguro que sirve de motivación para intentar seguir la inmaculada estela de las últimas semanas.