miércoles, 19 de febrero de 2014

Va por ti, Manu

CD Villanueva del Arzobispo 2 - 1 CD Santisteban
El CD Villanueva dedicó el triunfo a su paisano y acumula 10 jornadas sin perder

Domingo muy emotivo en el San Blas en el que los jugadores villanovenses consiguieron un meritorio triunfo ante un Santisteban que vendió cara su derrota. Los pupilos de Casas pudieron vengar la goleada de la primera vuelta y pese a pasar apuros al final, mantienen la racha positiva y siguen asentados en la segunda plaza. 

Era un día especial para toda la plantilla, el cuerpo técnico, la directiva y la afición. Tocaba despedir con una victoria a un gran amigo como Manu de la Paz. En los prolegómenos del encuentro se vivieron escenas emocionantes con un respetuoso minuto de silencio en memoria de nuestro paisano y los jugadores del conjunto villanovense luciendo ribetes negros. Casas alineó un once marcadamente ofensivo pero dando prioridad al juego de los interiores, ya que dejó en el banquillos a sus dos extremos puros, Valle y Elías. El 4-3-3 estuvo formado esta vez por David, que sustituyó al tocado Pacheco, Pollo, Chochi, Seba López y Rubio en defensa, Tigre, Villacañas y Sergio, Muebles, Montes y Manu Rivas. 

El partido comenzó con un inicio ilusionante de los locales que salieron a marcar pronto. El mediocampo villanovense mostró buena circulación de balón en esos primeros compases de partido pero adoleció del último pase. En el minuto 8, Muebles estrelló en el larguero una falta muy peligroso que botó en la línea y no quiso entrar. Poco después, Villacañas lo intentó con la zurda pero pese a los acercamientos parecía que la precipitación atenazaba a los de Casas. El Santisteban, por su parte, salió agazapado con el objetivo de aprovechar a la contra la velocidad de Pichi. Pero sería Manu Rivas el protagonista de la primera mitad con el tanto que abrió el marcador. El delantero villanovense se adelantó a todo el mundo dentro del área, regateó al cancerbero santistebeño y anotó con poco ángulo el 1 - 0. Manu dedicó el tanto a su amigo con una camiseta que había preparado Seba López y todo el equipo dedicó el gol a Manu de la Paz. Tras el tanto, llegaron los mejores minutos villanovenses que dominó el segundo tramo del primer acto. Manu Rivas empezó a moverse con libertad y soltura en la zona de la mediapunta y el CD Villanueva estuvo cerca de aumentar su ventaja, algo que solo su falta de acierto evitó. El Santisteban apenas generó peligro, más bien el propio conjunto villanovense lo creó con algunas cesiones complicadas para David. Pichi lo intentó de golpe franco en el epílogo de la primera parte pero el luminoso no se movió. 

En la segunda mitad, el Villanueva perdonó en exceso. Muebles tuvo las ocasiones más claras al principio pero no tuvo suerte de cara a puerta. Villacañas, en un uno contra uno tampoco pudo superar a Gonzalo. Ante la ausencia de un segundo tanto y con el temor a que Seba viera su segunda cartulina, Casas decidió mover el banquillo e introdujo en el terreno de juego a Valle. Y casi coinciendo con la entrada del extremo llegó el segundo. Jugada bien elaborada por banda derecha que termina en un centro al segundo palo donde Montes no falló y remachó a gol. Prácticamente en la siguiente jugada, Montes pudo anotar el tercero pero no estuvo atinado. El Santisteban, que quemó sus naves con la entrada de Carlos y Rafa, estuvo cerca de acortar distancias con un contragolpe protagonizado por Chavo cuya vaselina la repelió el poste. Con la doble ventaja, el técnico villanovense sacó al campo a Elías y Pirri, que entró obligado por la lesión de tobillo de Manu, con la intención de terminar de sentenciar la contienda. El primero tuvo un par de oportunidades muy claras dentro del área tras un pase de la muerte y un mano a mano pero no encontró el gol. Valle in extremis también rozó el tercero. A falta de ocho minutos, Jaime entró para sellar el mediocampo pero nada más salir se encontró con el gol visitante. Buena contra y Pichi, muy veloz, se plantó ante David y la cruzó para meter el miedo en el cuerpo. Aún así en los instantes finales, el Villanueva pudo marcar pero Pirri falló algo que no suele errar. En general, tanto perdonar casi le cuesta el empate a los villanovenses. David se mostró seguro en las acciones finales y el conjunto villanovense respiró tranquilo con el pitido final. 

Tres puntos más. Y esta vez muy importantes por su significado. El plantel entero dedicó el triunfo a un amigo que ya no está, pero por el cual tienen otro motivo para lograr el ascenso, dedicárselo a final de temporada. Va por ti, Manu. 


La victoria asienta en la segunda plaza a los nuestros que llevan ya la friolera de diez jornadas sin perder. El tercero, la UD Cazorla, está a seis puntos aunque tiene un partido menos. Por tanto, no hay que relajarse y toca seguir remando. La próxima parada, compleja, el domingo en el Arroyo del Ojanco ante otro de los aspirantes. 

Alineación: David, Pollo, Chochi, Seba López (Valle 65'), Rubio, Tigre, Sergi (Jaime 83'), Villacañas (Elías 69'), Muebles, Manu Rivas (Pirri 73') y Montes.
Goles: Manu Rivas (17') y Montes (67')