sábado, 1 de febrero de 2014

El CD Villanueva resiste en el 'infierno' de Chilluévar

UD CHILLUÉVAR 1 - 3 CD VILLANUEVA DEL ARZOBISPO 
Los villanovenses vencen con sufrimiento y se asientan en la segunda posición

El CD Villanueva rescató tres puntos muy importantes en un feudo complejo. Los villanovenses tuvieron que remontar el tempranero gol local y supieron sufrir en los minutos finales las acometidas del plantel de Luis Hurtado. Del municipal de Chilluévar solo el Linares CF 2011 había sido capaz de llevarse la victoria, lo que añade más mérito al triunfo de los pupilos de Casas y Arce. 

La campaña de aceituna provocó cambios obligados en la alineación del técnico villanovense. De inicio, el CD Villanueva viajo con solo doce efectivos, once de campo y David como portero suplente. Elías, Muebles y Villacañas ocuparon el banquillo al llegar más tarde por motivos laborales. Esta situación hizo que Pacheco, Pollo, Chochi, Seba López, Rubio, Tigre, Sergi, Tudela, Valle, Montes y Manu salieran como titulares. 

El equipo villanovense acusó el escaso tiempo de calentamiento del que dispuso. Al principio del partido, los problemas con los balones y el precipitado viaje a la localidad chilluevense desconcentró a los visitantes. Un balón a la espalda de la defensa villanovense, con el delantero del Chilluévar Nono en posible fuera de juego acabó en el primer gol del partido. Seba intentó evitarlo, el línea levantó el banderín, pero el árbitro no le hizo caso y Nono batió a Pacheco en el uno contra uno. Se ponía el partido cuesta arriba transcurridos apenas cinco minutos. 

Poco a poco, el conjunto villanovense se amoldó al bote de la pelota en el albero. Fue juntando líneas y encontró el camino del empate al cuarto de hora.  Una jugada por la banda izquierda, terminó en un pase a la otra banda, donde Tudela al borde del área mandó un pase mordido al área que Manu aprovechó para fusilar a Ángel Torres. El portero local resistió el primer obús pero el delantero villanovense remachó el rechace. Tras el tanto de la igualada, Montes fue el más incisivo. Protagonizó una ocasión muy clara. Su disparo lo paró a bocajarro el cancerbero del Chilluévar. Los de Luis Hurtado también se animaron a llegar con peligro pero la defensa visitante estuvo férrea y Pacheco bastante seguro. Poco después, el colegiado se erigió en protagonista. En un centro al área, Ángel Torres dudó, no despejó y el balón le cayó franco a Manu que solo tuvo que empujarla. El línea, después de mucho suspense, decidió anular la diana por supuesta falta sobre el guardameta. La invalidez del gol fue el preludio del segundo tanto villanovense. Saque de banda en largo de Rubio a la espalda de la zaga, el defensa y Ángel Torres no se entienden, y Tudela, más rápido aprovecha esas dudas, se adelanta a su marcador y bate al portero con una vaselina. Primer gol sénior para el lateral villanovense tras adaptarse bien a una posición donde no es habitual, el extremo derecho. Con ventaja en el marcador, Montes tuvo la mejor oportunidad para aumentar la renta pero su certero tiro salió lamiendo el poste. Hubo varios acercamientos tanto  por la banda de Valle como por la de Tudela pero el luminoso no se movió más hasta el descanso. 

En la reanudación, la afición local empezó a apretar. Este año han volado pocos puntos de Chilluévar y los villanovenses no lo iban a tener nada fácil. El Chilluévar salió a buscar el empate con balones largos y en faltas colgadas al área. Los de Casas se replegaron un poco y esperaron la salida de un contragolpe para terminar de sentenciar. Dispusieron de alguna ocasión pero no acertaron. El Chilluévar en cambio, tuvo un par de llegadas peligrosas que se marcharon fuera. A falta de quince minutos, comenzaron las sustituciones. Muebles, Villa y Elías entraron para oxigenar al equipo. El propio Muebles, nada más entrar, tuvo un disparo espectacular que obligó a Ángel Torres a estirarse. Elías protagonizó dos arrancadas que por poco no terminaron dentro. En el lado opuesto, Pacheco salvó a lo suyos con una palomita muy plástica que evitó un gol cantado. En esos instantes finales, el Villanueva resistió como pudo. Los locales elevaron la tensión y cada jugada acababa en discusión. Pollo, Chochi, Seba López y Rubio no pararon de achicar balones de forma muy efectiva. El Chilluévar, merced a su insistencia disfrutó de una última ocasión para igualar la contienda. Un balón en profundidad, hizo que Pacheco saliera, Chochi no se fió y despejó pero un delantero local lo recogió y casi logra el empate. En el añadido, la experiencia de Montes salió a relucir sacando un par de faltas. En una de ellas, bastante lejana y escorada, Muebles sorprendió a Ángel Torres con un golazo para certificar la victoria. En ese momento, se generó una tangana que terminó con el portero local pegando un puñetazo a Tigre. El árbitro dio por finalizado el encuentro y los aficionados invadieron el campo aunque las cosas no pasaron a mayores salvo algunos conatos de discusión. 

En definitiva, tres puntos vitales. Muy sufridos y que demuestran la unión de un equipo en el que de momento todos suman. Siete son ya las jornadas que acumulan los villanovenses sin conocer la derrota. Además, la goleada del Guarromán en Linares, dejó al CD Villanueva segundo en solitario y en puestos de ascenso directo. Este domingo (17.30 horas), ante el Beas de Benji, nueva prueba para no despejarse de las plazas de privilegio. 

Alineación: Pacheco, Pollo, Rubio, Chochi, Seba López, Tigre, Sergi, Valle (Elías 77'), Tudela (Muebles 75'), Manu Rivas (Villacañas 79') y Montes